Actualizar

domingo, junio 4, 2023

Novedades en el Hospital de fauna salvaje de AMUS

Las especies silvestres tienen ahora un lugar más dotado, con mejores equipos e instalaciones en las que se pueda ejercer una medicina y rehabilitación de animales salvajes de excelencia, calidad y con proyección para su replicación en el mundo.

Novedades en el Hospital de fauna salvaje de AMUS. En estos momentos, tras casi tres décadas de un esfuerzo ininterrumpido, vivimos un momento histórico en AMUS. Gracias a la inauguración de un módulo de hospitalización a través del convenio suscrito con la Dirección General de sostenibilidad de la Junta de Extremadura para el desarrollo del proyecto “Injertos óseos en aves salvajes”

Es este un proyecto de notable innovación que ha fortalecido aún más el maridaje entre instituciones científicas, como el CCMIJU (Centro de Cirugía de Mínima Invasión “Jesús Uson”), AMUS y la Administración autonómica. El convenio firmado entre la DGS de la Junta de Extremadura y AMUS. Y es una firme apuesta por la innovación y el crecimiento científico que consolida las relaciones y la cooperación entre los dos centros de recuperación existentes en la comunidad y la propia Dirección General de Sostenibilidad.

En 1995 se perfilaban los sueños de un reducido grupo de jóvenes que han esculpido no solo un centro de recuperación in extremis, sino que han revolucionado los conceptos de algunas de las disciplinas que concurren en el campo biomédico con fauna salvaje.

Novedades en el Hospital de fauna salvaje de AMUS
Diversos ejemplares de Águila imperial han sido admitidos en AMUS en los tres últimos años por diferentes causas (disparo, enganche en alambrada, electrocución…) Por fortuna todos han podido ser recuperados y devueltos a la Naturaleza.

Última oportunidad para muchos animales

En la actualidad AMUS es un hospital convertido en la última oportunidad para animales desahuciados o condenados a vivir siempre en cautividad. Algunos de los casos clínicos a destacar en los que se han empleado técnicas novedosas y no utilizadas antes en estas especies, son los injertos óseos aplicados en la resolución de fracturas, que por técnicas convencionales no son viables.

Las tipologías de estas fracturas suelen ser dos. Las fracturas antiguas, donde el hueso ha quedado expuesto, iniciándose un proceso de necrosis que hace inviable la resolución convencional de esta. Y las fracturas por disparo, donde la munición proyectada alberga tal energía que, al impactar con el hueso del ave, este estalla generando una fractura con gran cantidad de fragmentos que no es posible su reconstrucción osteológica. En todos estos casos, la implantación de un injerto óseo supone una segunda oportunidad para el ejemplar y su posibilidad de reinserción con éxito al medio natural.

En la actualidad son numerosos los ejemplares a los que se les ha realizado este procedimiento, que sigue evolucionando y mejorando. Entre ellos se encuentran ejemplares de quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), Ratonero (bute buteo), Búho real (Bubo bubo), Águila calzada (hieeraetus pennatus), Buitre leonado (Gyps fulvus) o Milano negro (Milvus migrans) entre otros. Algunos están equipados con emisores GPS que hoy en día siguen volando y realizando migraciones con normalidad entre Europa y África.

Momentos de una prueba para validar un sistema de fijación con un injerto óseo en un ejemplar de Buitre leonado.

Terapias celulares regenerativas

Otra de las técnicas destacadas en las que se ha avanzado es en el empleo de terapias celulares regenerativas. Como el plasma rico en leucocitos y trombocitos. Que permite favorecer la regeneración de los tejidos, tanto blandos como óseos. Y puede aplicarse en conjunto con otras de las nuevas técnicas realizadas por el hospital.

Además, junto a la cooperación y asesoramiento de profesionales del mundo de la traumatología veterinaria, se han instaurado intervenciones y cirugías de traumatología de osteoplastia y reconstrucción. Lo han hecho en ejemplares de quebrantahuesos (Gypaetus barbatus), Guirre (Neophron percnopterus majorensis). Y en un Águila imperial ibérica (Aquila heliaca) electrocutada, la que tras procedimientos extremadamente depurados pudo ser devuelta a la Naturaleza.

Mucho más que un hospital local

AMUS es una oferta al mundo. Un hospital de fauna salvaje de referencia, que va más allá de aportar individuos que una vez recuperados son puestos en libertad. AMUS, ha revolucionado la manera de atender fauna herida con una medicina de innovación y excelencia. Apoyada en técnicas de vanguardia y en una exigente formación continua de su equipo humano.

Un ejemplar de Guirre, procedente de Canarias, a petición del gobierno insular fue admitido
en AMUS para una cirugía de remodelación de una pata dañada.

El próximo martes, día 28 de marzo, a las 12.00 h la DGS de la Junta de Extremadura inaugurará un módulo de hospitalización en AMUS en el marco de un convenio que pretende darle músculo a toda una estrategia de avance en la medicina de fauna salvaje. Con especial interés en las terapias de injertos óseos y celulares.

Contaremos con la presencia del CCMIJU (Centro de Cirugía de Mínima Invasión “Jesús Uson”). Y tras una visita por las nuevas instalaciones procederemos a liberar un ejemplar de Águila Imperial recuperada en el Hospital que irá provista de un emisor GPS. Novedades en el Hospital de fauna salvaje de AMUS.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés