Actualizar

domingo, enero 29, 2023

Salvemos al carricerín cejudo

Con apenas 13 cm de tamaño, el carricerín cejudo es capaz de recorrer más de 6000 km cada año. Pero sus rutas migratorias, que incluyen a la península ibérica, requieren de lugares de descanso, en concreto, necesita humedales en buen estado.

Salvemos al carricerín cejudo. Su importancia radica en que esta es una especie paraguas, lo que significa que proporcionarle sitios seguros de descanso implica mejorar el hábitat también para muchas otras especies. Es decir, que se protege todo el ecosistema. Fundación Global Nature es experta en este trabajo, durante años ejecutó el LIFE Paludicola basado en este objetivo.

Esfuerzo conjunto

Ahora, la entidad se centra en consolidar un trabajo coordinado entre todos los países de la ruta migratoria, zona de invernada y zonas de cría de esta ave palustre, el más amenazado de Europa occidental, y en la búsqueda de financiación para proyectos conjuntos. Por ello, junto a Wetlands Internacional y en el marco del LIFE Operating Grant “Expanding the network of safe stop-over sites in Europe to improve the protection of sites along the migration route of the Aquatic Warbler”, ha organizado una reunión con más de 40 expertos mundiales.

Técnicos de todos los países con presencia de la especie, desde Mali, Marruecos o Senegal hasta Lituania, pasando por la península ibérica, Francia y centro Europa, pusieron en común las principales amenazas y las últimas acciones de conservación del carricerín cejudo en la naturaleza a nivel mundial. Y debatieron sobre las prioridades en las que seguir trabajando a futuro.

Las principales conclusiones fueron tanto las amenazas como las acciones prioritarias de conservación son similares en todos los países de la ruta migratoria:

Las amenazas principales pasan por la desaparición, destrucción o degradación del hábitat, gestión ineficaz del hábitat; la falta de conectividad; un marco legislativo-administrativo insuficiente (falta de catalogación de la especie, inexistencia o inaplicación de planes de conservación) y una dinámica poblacional aún muy desconocida.

Por otra parte, las acciones prioritarias de conservación se centran en la necesidad de mejorar el marco legislativo, aprobación y aplicación de planes de conservación y catalogación; la restauración, gestión y mejora del hábitat para aumentar la conectividad; la mejora de la gestión hídrica; trabajos directos con la especie como traslocaciones entre poblaciones y aumentar la red de seguimiento para conocer la dinámica de la especie y poner en marcha trabajo con grupos de acción y sensibilización.

Petición para catalogarla como especie vulnerable

El equipo de trabajo Fundación Global Nature/LIFE Paludicola solicitó en 2021 formalmente al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico MITECO, la inclusión del carricerín cejudo como Vulnerable en el Catálogo Español de Especies Amenazadas (CEEA).

La solicitud está acompañada de documentación científico-técnica, para que la petición sea trasladada a la Comisión Estatal para el Patrimonio Natural y la Biodiversidad y el Comité de Flora y Fauna Silvestres, que valorarán en último término la decisión. Salvemos al carricerín cejudo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés