Asturias. Un nuevo vertido de aguas fecales que ya forma una laguna

Esta laguna de aguas fecales formada por los retornos de un colector de aguas residuales de la calle Santa Apolonia fue denunciado por los vecinos al Ayuntamiento, que hasta la fecha no ha tomado medidas y ha demostrado una desidia total en un tema que le compete como es el saneamiento de las aguas residuales urbanas.

El Colectivo Ecologista de Avilés ha denunciado ante la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y la Agencia de Sanidad Ambiental del Principado de Asturias una laguna de aguas fecales que se creado entre las calles Santa Apolonia y Jose Maribona de Avilés, desde hace meses sin que el Ayuntamiento intervenga para que desaparezca esta contaminación.

Esta laguna de aguas fecales formada por los retornos de un colector de aguas residuales de la calle Santa Apolonia fue denunciado por los vecinos al Ayuntamiento, que hasta la fecha no ha tomado medidas y ha demostrado una desidia total en un tema que le compete como es el saneamiento de las aguas residuales urbanas. Esto es una muestra de la falta de interés en un tema ambiental sangrante como son los vertidos de aguas residuales, que acaban en una finca abandonada formando un lago de aguas contaminadas estancadas con el consiguiente impacto ambiental y sanitario.

Esta agua fecales se están infiltrando en el terreno con la consiguiente contaminación del subsuelo que ya se aprecia en los bajos de las viviendas cercanas, también es un fuente de olor que detectan hasta los vecinos cercanos del Martinete y un problema sanitario en estos meses de calor por la aparición de insectos asociados a esta laguna estancada de aguas fecales.

- Advertisement -

Hay que recordar que el Ayuntamiento de Avilés tiene externalizado a la empresa privada Aguas de Avilés el abastecimiento y saneamiento de las aguas, pero eso no evita que el Consistorio sea el responsable subsidiario de que no se produzcan estos accidentes con la contaminación que suponen para los colindantes que sufren los vecinos. Es el Ayuntamiento el que debe exigir a sus empresas subcontratadas el que tomen medidas tecnícas para evitar estos graves vertidos de aguas contaminadas.

Las aguas negras sin tratar llevan una peligrosa carga de bacterias infecciosas, virus, parásitos y sustancias químicas tóxicas, suponen un riesgo para la salud. En áreas abiertas donde las aguas negras están presentes, el olor desagradable es probablemente el peor efecto, suponiendo que no hay exposición a largo plazo. Sin embargo, las partículas de las aguas residuales son capaces de dispersarse en el aire, y la inhalación de estas provoca efectos adversos para la salud, tales como malestar gastrointestinal, diarrea, náuseas y vómitos para quienes las respiran.

Esperemos que el Principado sancione al Ayuntamiento de Avilés por permitir estos vertidos continuos de aguas residuales urbanas con el consiguiente impacto en el entorno alrededor de esta laguna de aguas fecales, que se tomen medidas para evitar que se lleven meses sufriendo estos problemas.

Colectivo Ecologista de Avilés

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés