Actualizar

lunes, enero 30, 2023

La Comunidad de Madrid busca la ‘transición del residuo al recurso’

El Consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Jaime González Taboada, ha puesto en marcha este lunes el «complejo proceso de transición del residuo al recurso», al abrir un proceso de debate para consensuar la nueva Estrategia de Gestión de Residuos 2017-2024.

En declaraciones a los medios tras la inauguración de una jornada de debate en la que han participado alcaldes, representantes de mancomunidades de gestión de residuos, representantes de los distintos grupos parlamentarios, empresas y asociaciones, González Taboada ha puesto de manifiesto la apuesta del Ejecutivo por una estrategia «muy participada» y «absolutamente consensuada».

En este sentido, el consejero ha destacado que, independientemente del color político de quien gobierne, «esta estrategia es el futuro de los madrileños», que pasa, entre otras cosas, por la construcción de nuevas infraestructuras para la gestión de residuos.

En lo que respecta a la ubicación de las nuevas infraestructuras, González Taboada ha apelado a la «colaboración y corresponsabilidad», tanto por parte de los ciudadanos como de todas las fuerzas políticas.

Otra de las líneas de trabajo de la nueva estrategia es la separación de los residuos alimentarios, un objetivo «difícil» porque no todo el mundo tiene espacio para tener un contenedor por cada tipo de residuo, tal y como ha reconocido el consejero.

Durante su intervención, González Taboada ha subrayado que ampliar la separación de residuos supone un «esfuerzo adicional», pero que esta «molestia» se verá «compensada» al permitir la reducción de los vertederos, la disminución de los gases de efecto invernadero y proporcionar un «compost de calidad».

Asimismo, ha subrayado que el objetivo del Gobierno de Cristina Cifuentes es lograr, «a partir del dialogo y el acuerdo», un modelo de gestión de residuos «moderno, técnicamente viable y sostenible económica, ambiental y socialmente».

La estrategia, que deberá aplicarse a partir de 2017, debe responder a «una normativa muy exigente» de la Unión Europea, que tiende al «residuo cero».

En líneas generales, la Comunidad apuesta por la prevención de residuos a través de un programa dirigido a reducir la cantidad y la peligrosidad de los residuos que se generan en la región, con líneas de acción que incluyen el desperdicio de alimentos, impulso a la reutilización y reparación de productos y concienciación de la ciudadanía.

Asimismo, pretende avanzar en la gestión sostenible de los residuos, aprovechando al máximo los recursos que contienen para volver a introducirlos en el ciclo productivo dentro de la llamada «economía circular».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés