Toallitas de inodoro, el gran ‘enemigo’ del sector del agua

El motivo, según AEAS, que impulsa en España la iniciativa es evitar problemas medioambientales y económicos que provocan obstrucciones y daños en los equipos de las redes de alcantarillado y estaciones depuradoras.

La Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS) se ha unido a la declaración de posicionamiento del sector firmada por más de 80 asociaciones y entidades operadoras de los servicios de agua de nueve países para luchar contra las toallitas de inodoro, a las que califican como el «mounstro de las cloacas».

Así, España se suma al sector de países como Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia, Australia, Nueva Zelanda, Japón y Holanda en contra de los productos no aptos para desechar por el inodoro y contra los que están etiquetados como «aptos».

El motivo, según AEAS, que impulsa en España la iniciativa es evitar problemas medioambientales y económicos que provocan obstrucciones y daños en los equipos de las redes de alcantarillado y estaciones depuradoras.

Además de AEAS se han adherido a esta Declaración varias de sus entidades y empresas asociadas, entre las que se encuentran Acciona Agua, Aigues de Barcelona, Aljarafesa, Aqualia, ASA Andalucía, Consorcio de Aguas Bilbao-Bizkaia, Emagrasa, Emasesa, Grupo Aguas de Valencia, Mancomunidad Comarca Pamplona y Suez Water Spain.

Los firmantes afirman que por el water sólo deben desecharse la orina, las heces y el papel higiénico, lo que en inglés se resume como las tres p’s: Pee, Poo and Toilet-Paper. En la actualidad, todas las toallitas y productos de higiene personal deben poner cláramente ‘No tirar al inodoro’.

Por su parte, las toallitas y productos etiquetados como «aptos para tirar por el inodoro» basados en una guía de recomendaciones de las asociaciones de fabricantes deben ser etiquetados como ‘No tirar por el inodoro’ hasta que se acuerde un estándar técnico con el sector del agua.

Asimismo, los firmantes reclaman a los fabricantes que informen al consumidor de forma clara y concisa sobre los métodos de desecho.

De este modo, la declaración subraya que los requisitos clave para que en el futuro algún producto pueda ser tirado al inodoro pasan porque este se fragmente rápidamente; no flote; no contenga plásticos o productos de similar comportamiento y sólo esté compuesto por materiales que se degraden fácilmente en una variedad de entornos naturales.

La organización sectorial española añade que está trabajando en la concienciación ciudadana así como en la elaboración de la norma internacional ISO que permita a los fabricantes verificar que los productos son «realmente» desechables.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés