El nuevo Plan de Trabajo de la Directiva Ecodiseño afectará a más empresas vascas y exigirá cumplir requisitos de economía circular

En la actualidad se estima que cerca de 300 empresas vascas fabrican productos que están sujetos a requerimientos obligatorios que, en caso de incumplimiento, suponen una retirada de los productos del mercado.

El Plan de Trabajo de Ecodiseño 2016-2019, COM(2016) 773 final,aprobado el pasado 30 de noviembre, despliega la Directiva de Ecodiseño para Productos Relacionados con la Energía (ErP) para los próximos tres años. Consiste en uno de los más importantes instrumentos de la Comisión Europea para luchar contra el cambio climático y la escasez de recursos materiales al establecer en las categorías de producto con mayor potencial de mejora unos requisitos mínimos obligatorios que se revisan y endurecen periódicamente, siguiendo la estrategia japonesa del “front runner” que incentiva a través de la normativa la innovación tecnológica y ambientalmente sostenible.

En la actualidad se estima que cerca de 300 empresas vascas fabrican productos que están sujetos a requerimientos obligatorios que, en caso de incumplimiento, suponen una retirada de los productos del mercado.

El nuevo Plan de Trabajo desarrollará criterios obligatorios para nuevas categorías de productos fabricados por empresas vascas como los ascensores, los sistemas de automatización y control o los inversores de paneles solares. También establecerá requisitos para infraestructuras y equipos (routers,..) relacionados con la telefonía móvil.

El Plan de Trabajo 2019 procederá a endurecer los requisitos mínimos vinculantes ya existentes para categorías relevantes para los fabricantes vascos como motores eléctricos, ventiladores, iluminación o frigoríficos industriales, y pondrá en vigor los requisitos ya desarrollados para, entre otros, ventanas, grifería, servidores o equipos de soldadura.

La novedad más relevante es la integración de la economía circular en la revisión y establecimiento de nuevos requisitos obligatorios de diseño para los productos comercializados en Europa. La intención es impulsar la eficiencia de materiales alargando la vida de los productos incluídos en el Plan de Trabajo de Ecodiseño, diseñando para la remanufactura y el reciclaje y favoreciendo la incorporación de componentes remanufacturados y materiales reciclados en nuevos productos. Para abordar este nuevo reto se ha iniciado en octubre 2016, a petición de la Comisión Europea, un proceso de normalización en el seno del Comité Europeo de Normalización (CEN) que permitirá empezar a integrar estos conceptos en los borradores de nuevas normativas europeas antes de finalizar el nuevo Plan de Trabajo en 2019.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés