El Consejo Municipal de Medio Ambiente de Córdoba exige medidas «urgentes» para evitar vertidos contaminantes en ríos

En una nota, el vicepresidente y portavoz del Consejo Municipal de Medio Ambiente, Ángel Blázquez, ha señalado que «a simple vista se pudo apreciar durante la semana una mancha negra de 20 kilómetros que iba dejando a su paso un reguero de muerte con miles de peces muertos flotando en el río, pero aún se desconocen las consecuencias para el resto de fauna y flora de la cadena trófica del Guadalquivir».

El Consejo Municipal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Córdoba se ha mostrado este miércoles «muy preocupado» por el suceso acaecido el 19 de junio en el que «la empresa Oleícola El Tejar vertió una gran cantidad de orujo al río Guadalquivir a su paso por Pedro Abad», motivo por el que ha exigido medidas «urgentes» para evitar vertidos contaminantes a las cuencas hidrográficas de Andalucía.

En una nota, el vicepresidente y portavoz del Consejo Municipal de Medio Ambiente, Ángel Blázquez, ha señalado que «a simple vista se pudo apreciar durante la semana una mancha negra de 20 kilómetros que iba dejando a su paso un reguero de muerte con miles de peces muertos flotando en el río, pero aún se desconocen las consecuencias para el resto de fauna y flora de la cadena trófica del Guadalquivir».

Por ello, el Consejo de Medio Ambiente pide a la Junta de Andalucía y a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) que «informen puntualmente de todas las novedades que se conozcan en la investigación de este suceso para acotar su alcance real y las medidas paliativas que se tomarán para combatir ese perjuicio al medio ambiente».

- Advertisement -

Asimismo, se exige una sanción «ejemplar» para la empresa Oleícola El Tejar, «una de las mayores empresas españolas en el tratamiento de residuos del olivar», así como «la mayor transparencia en el conocimiento del expediente sancionador».

No obstante, la mayor demanda que realiza el Consejo de Medio Ambiente es «la adopción de medidas urgentes en todas las cuencas hidrográficas de Andalucía para garantizar fehacientemente que todas las actividades potencialmente peligrosas para el medio ambiente cuentan con todas las medidas de seguridad necesarias para certificar que no se puedan volver a producir vertidos contaminantes como los que han vertido al Guadalquivir en estos días».

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés