Combatir la contaminación del mediterraneo

Un nuevo organismo integrado por investigadores y fiscales de nueve países se encargará de garantizar el «cumplimiento de las leyes y tratados ambientales diseñados para prevenir la contaminación proveniente de barcos, aviones y fuentes terrestres» en el Meditérraneo. Argelia, Egipto, España, Francia, Italia, Malta, Marruecos, Túnez y Líbano integráran esta Red Mediterránea de Fiscales, que se reunió por primera vez el pasado mes de junio en la sede del Banco Mundial en Marsella (Francia).

 

El Mediterráneo es uno de los ambientes con mayor biodiversidad del mundo, pero «está sujeto a presiones cada vez mayores a medida que aumenta la población de la región», según explica el Banco Mundial. Otro problema al que se enfrenta es la contaminación marina, el 80% de la cual proviene de fuentes terrestres, como refleja un estudio de la Comisión Europea y el Banco de Inversiones de Europa llevado a cabo en 2008. Entre las fuentes de polución destacan los derrames de petróleo. En la base de datos del mar Mediterráneo (REMPEC) del Centro Nacional de Respuesta a las Emergencias por Contaminación Marina, en 19697 se produjeron 469 incidentes relacionados con vertidos.

 

- Advertisement -

Toda esta problemática muestra el interés por el establecimiento de iniciativas como la Red Mediterránea de Fiscales, cuyos principales objetivos serán los de «promover la cooperación regional y hacer operativas las provisiones de los tratados existentes» para luchar contra la contaminación.

 

En la actualidad, además de las leyes ambientales, todos los países mediterráneos cuentan con ministerios y organismos de medio ambiente. Sin embargo, el cumplimiento de estas leyes es desigual en todo el Mediterráneo. «A menudo los jueces, fiscales e investigadores carecen de capacitación y experiencia, así como de capacidad y equipo indispensables para manejar casos cada vez más complejos», señala el organismo internacional.

 

Esta ausencia de un sistema jurídico sólido y de servicios de fiscalía e investigación, es aprovechada por los contaminadores para continuar el vertido de sus residuos en las aguas, según dijo Dominique Bichara, Consejero Jurídico Principal del Banco Mundial.

 

El Banco Mundial afirma que la red facilitará el trabajo conjunto de los investigadores y fiscales de todo el Mediterráneo, a fin de hacer cumplir los instrumentos legales y permitir el intercambio de experiencias y conocimientos sobre las mejores prácticas. La red, que mantendrá reuniones cada año, creará un sistema de alerta que advierta sobre derrames de petróleo y otros desastres. El grupo podría «desempeñar un papel en la armonización de las sanciones y procedimientos en la región del Mediterráneo, para eliminar los refugios seguros de los contaminadores».

 

La Red Mediterránea de Fiscales está patrocinada por el Banco Mundial, por medio de su Programa de Asistencia técnica para la Protección del Medio Ambiente en el Mediterráneo (METAP), y organizado con la colaboración del Ministerio de Justicia de Francia. Cuanta, además, con el respaldo de la Organización Internacional de Derecho para el Desarrollo.

 

 

www.consumer.es – EROSKI

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés