REFRESH o cómo hacer frente al desperdicio alimentario desde la colaboración

Enmarcada en el proyecto REFRESH (2015-2019), constituye una plataforma a través de la cual se comparten conocimientos y experiencias en la materia, siendo su objetivo prevenir y reducir la cantidad de alimentos que cada día acaban arrojados al cubo de la basura. Los recursos aportados son múltiples y están orientados a distintos públicos, intentando a través de los mismos clarificar dudas habituales y, sobre todo, ser una llamada a la acción.

“Los alimentos que se desechan en Europa bastarían para alimentar a todas las personas del mundo y a otras tantas”. Así se desprende de los cálculos realizados en 2015 por la Comisión Europea y que deberían invitar a la reflexión. Porque en Europa, el desperdicio alimentario se cifra en 89 millones de toneladas anuales (alrededor de 173 kilos por persona), concentrándose en un 70% en los propios hogares, servicios de alimentos y comercio minorista. Si no se revierte la situación, en el año 2020, y según los expertos, se alcanzarán los 126 millones de toneladas, suponiendo un incremento del 40%.

Ante un escenario de estas características, y con una visión global y multidisciplinar, un consorcio decidió poner en marcha una comunidad online, integrada por 120 expertos, para trabajar en esta temática desde la colaboración.

Enmarcada en el proyecto REFRESH (2015-2019), constituye una plataforma a través de la cual se comparten conocimientos y experiencias en la materia, siendo su objetivo prevenir y reducir la cantidad de alimentos que cada día acaban arrojados al cubo de la basura. Los recursos aportados son múltiples y están orientados a distintos públicos, intentando a través de los mismos clarificar dudas habituales y, sobre todo, ser una llamada a la acción.

- Advertisement -

En este marco, la comunidad considera igualmente que sustituir los piensos para animales por subproductos de la agricultura y alimentos que se desperdician supondría una práctica que influiría en buena medida en la cantidad de cereales disponibles para alimentar a la población.

Se pretende así influir en cada uno de los niveles de la cadena de suministro, ofreciendo a los usuarios un espacio en el que intercambiar información sobre soluciones comprobadas y enfoques innovadores para reducir los excedentes, alimentar a personas hambrientas y aprovechar los restos de una forma más beneficiosa.

Liderado por la Universidad de Wageningen (Países Bajos), REFRESH, financiado a su vez por el Programa Horizonte 2020, aglutina a 26 socios de 12 países europeos y China. Entre éstos se encuentran universidades, instituciones científicas, administraciones públicas y representantes de la sociedad civil que trabajan conjuntamente para lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible 12.3 de reducir los desechos de alimentos por persona a la mitad a escalas de consumidor y distribuidor, así como disminuir las pérdidas de alimentos en las cadenas de producción y suministro.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés