Sogama da la bienvenida a sus visitantes bajo la premisa de la difusión de la protección al medio ambiente

De esta forma consigue poner en valor un residuo que, de no seguir el proceso contemplado por la entidad, acabaría desperdiciado en vertedero y, lo que es peor, provocando altos niveles de contaminación, además de suponer un riesgo para la salud.

Sumando y en línea ascendente.

El complejo industrial de Sogama en Cerceda ( A Coruña) continúa siendo todo un referente en el ámbito académico al concentrar numerosas visitas de distintos centros educativos, que siguen contemplándolo como un recurso de gran interés para la formación de los estudiantes gallegos.

Distintos colegios de las provincias de A Coruña, Lugo y Pontevedra, además de Facultades de las Universidades de A Coruña y Vigo, no han querido perder la ocasión de conocer con más precisión su cometido y participar en el programa de visitas de la Sociedad pública y por el que ya han pasado más de 72.000 personas.

La experiencia, tal y como manifiestan docentes y escolares, vale la pena.

De esta forma encuentran sentido a su labor en el ámbito de la gestión sostenible de los residuos urbanos, que da comienzo con la prevención, a través de un consumo responsable, y continúa con la reducción, la reutilización y el reciclaje, asumiendo Sogama la fase final, es decir, la valorización energética de la fracción no reciclable.

De esta forma consigue poner en valor un residuo que, de no seguir el proceso contemplado por la entidad, acabaría desperdiciado en vertedero y, lo que es peor, provocando altos niveles de contaminación, además de suponer un riesgo para la salud.

Los educadores, uno de los grandes atractivos

El servicio prestado por los educadores de la empresa constituye otros de los grandes atractivos.

Sus dotes comunicativas, capacidad de empatía y adecuación de las explicaciones al perfil y expectativas de los visitantes, representa uno de los aspectos mejor valorados por los visitantes.

Las sesiones teóricas, en las que se utilizan herramientas didácticas y divulgativas de apoyo tales como vídeos y juegos, son complementadas con recorridos guiados a través de los cuales los grupos tienen la oportunidad de conocer los procesos de tratamiento a los que son sometidos los residuos.

En el caso de la bolsa amarilla (envases de plástico, latas y briks), y tras ser seleccionados de forma automática por tipologías, los materiales se remiten a los centros recicladores para ser transformados en nuevos productos.

Respecto a la bolsa negra (residuo genérico), y tras segregar la parte susceptible de ser reciclada, el resto se transforma en un combustible CDR que es recuperado en forma de electricidad.

Concluida la jornada, los miembros de los distintos colectivos tienen la oportunidad de responder, de forma anónima y voluntaria, a encuestas de satisfacción a través de las cuales dejan constancia de sus apreciaciones y comentarios.

Más del 90% ensalza la labor de Sogama en favor de la protección y cuidado del medio ambiente.

Fuente: Sogama

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés