Marín se suma al programa de compostaje doméstico de Sogama

El proyecto se circunscribirá inicialmente a la parroquia de Pardavila, incorporando un centenar de viviendas que disponen de terreno (huerto, jardín o tierra de cultivo) en el que aplicar el compost resultante.

El concello pontevedrés de Marín ha decidido adscribirse al programa de compostaje doméstico promovido por Sogama a fin de poner en valor la materia orgánica y promover su reciclaje en origen.

El proyecto se circunscribirá inicialmente a la parroquia de Pardavila, incorporando un centenar de viviendas que disponen de terreno (huerto, jardín o tierra de cultivo) en el que aplicar el compost resultante.

Con esta iniciativa, el ente local persigue una serie de beneficios inherentes al autocompostaje, desde el punto de vista ambiental, porque al recuperar los residuos orgánicos en los propios hogares, que vienen a representar el 42% de la composición media de una bolsa de basura tipo, se consigue reducir la frecuencia de recogida y transporte de la basura masa, disminuyendo igualmente las emisiones de CO2 derivadas del transporte.

- Advertisement -

Desde la económica, porque entregando menos desechos a Sogama, se aminora en igual proporción el importe de la factura a pagar a esta empresa pública; y desde la social, porque se recupera una tradición propia del rural gallego como es la segregación de los restos orgánicos para alimento del ganado o elaboración de compost.

La única diferencia es que ahora el proceso, gracias a un estudiado protocolo de actuación, se lleva a cabo de una forma más cómoda e higiénica.

Recursos materiales y didácticos

Con tal fin, la Sociedade Galega do Medio Ambiente suministrará al ayuntamiento los compostadores necesarios para cubrir la demanda de esta área geográfica. Los 100 recipientes, con capacidad para 350 litros cada uno, están fabricados con materiales reciclados y reciclables.

A través de un curso presencial de formación, impartido igualmente por técnicos de Sogama, los participantes aprenderán a utilizarlos.

Las directrices a proporcionar contemplan la propia ubicación del artilugio, que debe estar en contacto directo con la tierra para que los organismos descomponedores tengan acceso al interior del mismo, y en una zona sombreada y protegida de cambios bruscos de temperatura y humedad.

Asimismo, se instruirá a los usuarios sobre los materiales que deben y no deben ser depositados en el compostador, evitando, entre otros, los aceites, restos de plantas enfermas, madera tratada, lácteos, así como pescado o carne, y se les asesorará sobre las condiciones ideales de temperatura (en torno a 50-60ºC), y humedad, toda vez que la mezcla debe estar húmeda, pero no mojada, circunstancia que provocaría su putrefacción.

Los participantes recibirán igualmente unos manuales didácticos a través de los cuales se proporcionan las directrices con las que desarrollar el proceso de forma correcta, dando a conocer las posibles incidencias y formas de hacer frente a las mismas.

De forma adicional, pueden complementar sus conocimientos a través del sitio web www.compostaconsogama.gal, en donde se explica de forma detallada el proceso de transformación de la materia orgánica en compost, incluyendo recursos de interés tales como vídeos y juegos online.

Un total de 80 entidades pontevedresas forman parte del programa de compostaje doméstico de Sogama (37 concellos, 39 centros educativos y 4 colectivos sociales). La compañía ya ha distribuido entre las mismas más de 2.900 compostadores.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés