Premio Green Alley

Las candidaturas optan a un premio de 25.000 euros. El premio Green Alley, creado por Landbell Group, matriz de ERP, en 2014, es el primer galardón europeo para start-ups centradas en economía circular

La Plataforma Europea del Reciclaje (ERP, por sus siglas en inglés) ha abierto hasta el 1 de julio la convocatoria de los Premios Green Alley 2018 que premiarán a las mejores iniciativas empresariales (start-up) orientadas a la economía circular digital, el reciclaje y la prevención de residuos.

Los galardones Green Alley, creados por Landbell Group, matriz de ERP, se dirigen a empresarios y ‘start ups’ que hayan desarrollado un modelo de negocio en el campo de la economía circular digital, el reciclaje y la prevención de residuos para que presenten sus ideas.

Las candidaturas optan a un premio de 25.000 euros. El premio Green Alley, creado por Landbell Group, matriz de ERP, en 2014, es el primer galardón europeo para start-ups centradas en economía circular, las candidaturas podrán presentarse por Internet en la página www.green-alley-award.com hasta el 1 de julio, en septiembre se conocerá a los seis finalistas y el ganador se anunciará el 18 de octubre en Berlín.

- Advertisement -

El director ejecutivo de Landbell Group, Jan Schulz, ha destacado que de muchas ideas surge el objetivo común de la economía circular y ha confesado estar «entusiasmado» porque los galardones cumplen su quinta edición.

La empresa, cuya actividad global tiene su sede en Maguncia (Alemania) se centra en prestar servicios y asesoramiento en materia de cumplimiento de la normativa medioambiental y productos químicos.

«En los últimos años, hemos conocido muchas ideas de negocio innovadoras y emocionantes que nos ofrecen pautas concretas para establecer gradualmente un modelo de economía circular en Europa», ha añadido Schulz que expone que en la economía circular, el valor de los productos, materiales y recursos ha de conservarse al máximo a lo largo de todo el ciclo económico, a la vez que se generan los mínimos residuos posibles.

En la pasada edición, en 2017 el premio fue a parar a la empresa finlandesa Sulapac, que presentó una alternativa sostenible al empaquetado de plástico.

Suvi Haimi y Laura Kyllönen, los dos científicos responsables, desarrollaron un material para empaquetado hecho con madera biodegradable pero que mantenía las cualidades de impermeabilidad y resistencia al agua del plástico. Este tipo de empaquetado ya se usa principalmente en la industria cosmética.

El objetivo del premio Green Alley es reunir a los pioneros de la economía circular para trabajar con ellos en sus modelos de negocio y, en la medida de lo posible, ponerlos en contacto con potenciales clientes, «queremos ofrecer a los emprendedores una plataforma en la que presentar sus ideas y desarrollarlas junto a nosotros», comenta Schulz.

ERP es el primer sistema de responsabilidad ampliada del productor de RAEE autorizado para operar en Austria, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Irlanda, Israel, Italia, Países Bajos (con WEEE NL), Noruega, Polonia, Portugal, Eslovaquia, España, Suecia y Reino Unido que consigue transmitir al consumidor las ventajas de las operaciones del reciclaje multinacional.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés