La familia de un fallecido por amianto reclama 153.000 euros a Aceros Olarra-Acenor en concepto de daños

Familiares de Rafael G.V., acompañados de miembros de la Asociación Vasca de Víctimas del Amianto (Asviamie), se han concentrado frente a los Juzgados de Bilbao, con una pancarta en la que se podía leer «El amianto mata.

El Juzgado de lo Social número 8 de Bilbao ha acogido este jueves el juicio por el que los familiares de Rafael G.V., fallecido el 23 de agosto de 2016 a consecuencia de un adenocarcinoma pulmonar, reclaman a Aceros Olarra-Acenor 153.000 euros en concepto de daños morales.

Familiares de Rafael G.V., acompañados de miembros de la Asociación Vasca de Víctimas del Amianto (Asviamie), se han concentrado frente a los Juzgados de Bilbao, con una pancarta en la que se podía leer «El amianto mata. El problema existe», en apoyo a la «justa demanda» de daños y para denunciar el «escandaloso incumplimiento de las empresas de las normativas orientadas a la prevención de las Enfermedades Profesionales y particularmente el riesgo derivado de las múltiples sustancias cancerígenas».

Según ha informado Asviamie, Rafael G.V. trabajó entre 1976 y 1983 en la Fundición de la Planta de Larrondo de Acenor (antigua Aceros Olarra), estando en diferentes puestos de trabajo (albañil de acería, mantenimiento), utilizando placas de amianto en el aislamiento del horno o cortar con la rotaflex las tuberías de fibrocemento.

- Advertisement -

En noviembre de 2016, Osalan emitió un informe que concluye que «el trabajador Rafael habría podido estar expuesto a fibras de amianto durante su vida laboral» y señala que «durante esos años el trabajador también podría haber tenido exposición a Sílice cristalina y otros contaminantes químicos, humos metálicos de composición variable, dependiendo del Acero Especial fabricado».

La exposición a dichas sustancias se produjo «sin que la empresa Aceros Olarra-Acenor adoptara las medidas preceptivas de Seguridad e Higiene obligatorias en la época, hecho que provocó la contaminación del trabajador, causante décadas más tarde de la grave enfermedad a consecuencia de la cual falleció», ha indicado Asviamie.

Los familiares de Rafael, que reclaman 153.000 euros en concepto de daños, ha señalado que «hace muchos años las empresa trabajaban con amianto, y los trabajadores no sabían que el amianto era peligroso». «No les facilitaban medidas de prevención para no sufrir en un futuro enfermedades», han denunciado, para explicar que su objetivo es «hacer visibles esas enfermedades por las que actualmente mueren muchos trabajadores y que se haga justicia».

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés