STOP colillas en el Hackaton Online Global

La iniciativa, definida como Glocal, toda vez que une a personas a nivel mundial para trabajar en torno a un problema global, pero buscando soluciones viables en el ámbito local.

Mañana, 13 de noviembre, se celebra un evento mundial denominado “Hackaton Online Global”, que promueve la empresa educativa BeForGet, y cuya pretensión no es sólo informar a la población sobre la problemática ambiental que trae consigo arrojar colillas al suelo y al mar, sino posibilitar que participe en la creación de soluciones que puedan ser ejecutadas a nivel local para hacer frente a este desafío.

La iniciativa, definida como Glocal, toda vez que une a personas a nivel mundial para trabajar en torno a un problema global, pero buscando soluciones viables en el ámbito local, consiste en una experiencia online de 24 horas en la que cobrará protagonismo el intercambio de conocimientos, experiencias y posibles acciones en la materia.

Las actividades a desarrollar cuentan con la colaboración, entre otros, de la Asociación Ambiente Europeo, centrada en la limpieza del océano; La Vaca Gigante, competición de surf en olas gigantes en Cantabria; y el movimiento No Más Colillas en el Suelo, cuyo cometido se centra en la recogida de colillas en playas. Las personas interesadas en participar en esta acción pueden inscribirse a través de https://www.beforget.com/gh-colillas. El evento arrancará con un mesa redonda online, a la que seguirá una experiencia de aprendizaje en la que los interesados disponen de 24 horas para presentar sus soluciones a la contaminación por colillas.

Las colillas, un impacto de larga duración

Las colillas constituyen uno de los residuos que más proliferan en los ecosistemas. Diversos estudios muestran que su efecto contaminante puede durar entre 7 y 12 años, ya que contienen sustancias como cadmio, arsénico, alquitrán o tolueno que, al entrar en contacto con el agua, alteran su calidad y el ciclo biológico de algunas especies marinas como moluscos, peces, reptiles y aves, que pueden resultar envenenados.

Cada colilla puede llegar a contaminar entre 8 ó 10 litros de agua, y hasta 50 litros si se trata de agua dulce. En el caso de los grandes depredadores marinos, como aves y cetáceos, la ingesta de colillas es habitual y puede causar toxicidad directa, así como una cierta sensación de saciedad (al inflarse dentro del estómago), pudiendo derivar en casos extremos en muerte por inanición. Asimismo, las colillas mal apagadas o aquellas que se lanzan desde un vehículo en marcha, pueden ser origen de incendios, un problema que se agrava en verano debido a las altas temperaturas, el viento y la falta de lluvias.

El impacto económico para la Administración es muy notable. En algunas ciudades estadounidenses, el coste de eliminación de este desecho oscila entre los 3 y los 16 millones de dólares anuales, ya que, debido a su pequeño tamaño, recoger colillas resulta muy laborioso y, en muchas ocasiones, las máquinas cribadoras y los métodos manuales no resultan suficientes para eliminarlas.

Sobre beforget

Se trata de una comunidad de personas independientes que comparten su pasión por el aprendizaje continua para resolver retos complejos y alcanzr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Su metodología se centra en desarrollar competencias en las personas a través del design thinking, la empatía, el trabajo en equipo, el pensamiento crítico y el pensamiento creativo.

Para más información: Sogama

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés