«Los proyectos de las nuevas plantas de biorresiduos echan a andar»

Editorial del presidente de Sogama, Javier Domínguez Lino, correspondiente a la Newsletter corporativa del mes de marzo.
Muy lejos quedan ya los primeros meses de 2020, en los que augurábamos un año redondo que marcaría una nueva década llena de proyectos e ilusiones. Y nada más lejos de la realidad. Para la mayor parte de los mortales ha sido un período especialmente duro, en muchos casos incluso dramático y traumático, que ha puesto a prueba la capacidad de resistencia y lucha del mundo entero contra un enemigo común, la Covid-19, que se ha cebado de forma inmisericorde con la población de casi todos los países. Un hito en la historia reciente que nos marcará para siempre y del que también extraeremos grandes enseñanzas.

Pero el tiempo es oro y no podemos perder ni un minuto más. La sociedad, la economía y el medio ambiente necesitan reactivarse. Desde Sogama ya hemos dado los primeros pasos a través de la presentación de los proyectos de las plantas de biorresiduos que esta compañía pública construirá y gestionará en las provincias de Pontevedra (concretamente en el municipio de Vilanova de Arousa) y de Lugo (en la localidad de Cervo), haciendo lo propio en el sur de la provincia de Ourense.

Sogama, y por tanto la Xunta de Galicia, pondrá a disposición de un buen número de ayuntamientos tres plantas de biorresiduos que se sumarán a la de compostaje industrial de Cerceda y que vendrán a complementar las públicas y privadas, tanto actuales como futuras. El fin último es que Galicia dé debido cumplimiento a los exigentes objetivos de reciclaje establecidos por la Unión Europea, con un tratamiento específico para la parte orgánica contenida en los residuos a través de su conversión en compost, que regresa al suelo en forma de abono natural. Un verdadero paradigma de economía circular.

También acometeremos distintas mejoras en la red de plantas de transferencia y transformaremos 5 microplantas en infraestructuras con mayor capacidad y prestaciones. El reciclaje ocupa un lugar predominante en nuestra agenda de trabajo y pondremos en marcha todos los mecanismos a nuestro alcance para que continúe en línea ascendente.

La ampliación del Complejo Medioambiental de Cerceda a través de una nueva planta que opera en línea con la industria 4.0 y la remodelación de la antigua de reciclaje, tratamiento y elaboración de combustible, nos ha permitido llegar, a finales del 2020, al vertido técnico cero. Nada más y nada menos que 15 años antes de lo estipulado por el Parlamento Europeo, lo que convierte a Galicia en todo un ejemplo a seguir.

Fuente: Sogama

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés