La popa del Rena comienza a hundirse cerca de la costa neozelandesa

Al parecer, la popa ha comenzado a hundirse tras desplazarse hasta el borde del arrecife. «La mayor parte todavía sobresale, aunque el resto está sumergido», reza el comunicado.

   Un remolcador sujeta con un cable la popa para evitar su deriva a las rutas de navegación, aunque los 30 metros de profundidad de las aguas podrían dificultar las operaciones, según han apuntado los expertos.

   Mientras, la proa está todavía en posición vertical y encajada en el arrecife, por lo que, de momento, no se teme su hundimiento.

   El ‘Rena’ se partió en dos el domingo a causa de una tormenta, después de permanecer tres meses encallada en el arrecife de Astrolabio, a unos 22,2 kilómetros de la ciudad de Tauranga, ubicada en la isla neozelandesa del Norte.

- Advertisement -

   Las autoridades han retirado toneladas de combustible y 400 contenedores, aunque no han conseguido limpiar completamente el vertido ni evitar que los restos del carguero lleguen a las costas de las islas cercanas. Como consecuencia de ello, han muerto miles de pájaros y se ha interrumpido la actividad turística en la zona.

   El capitán y el oficial de navegación del ‘Rena’, ambos filipinos, han sido acusados de navegar con peligrosidad, derramar sustancias tóxicas y obstrucción a la justicia, cargos por los que pueden afrontar una pena de dos años de prisión y el pago de una multa de 300.000 dólares neozelandeses (186.434 euros).

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés