Mallorca se podría convertir en un enorme estercolero

El PSIB-PSOE ha reclamado este miércoles la dimisión de la consellera insular de Medio Ambiente, Catalina Soler, «si no es capaz de defender y promover prácticas medioambientales sostenibles, que pasan por la renegociación del contrato con la incineradora de Son Reus», al mostrar su oposición a la decisión del PP de convertir Mallorca «en el estercolero de Europa» con la llegada de residuos de distintos países para incinerarlos en la isla.

   Una medida que la secretaria general de los Socialistas de Mallorca, Sílvia Cano, ha considerado «un suicidio económico y medioambiental». «Si el PP modifica la normativa, este puerto será el punto de llegada de barcos llenos de basura de toda Europa», ha puesto de manifiesto.

   Tal y como ha apuntado Cano, en declaraciones realizadas en el Puerto de Alcúdia, esta medida «desincentiva» la selección, el reciclaje y la sostenibilidad medioambiental, puesto que los ciudadanos «difícilmente entenderán cuál es la ventaja de reciclar si después llevamos más residuos a quemar de fuera».

   Mientras tanto, desde el punto de vista económico, ha tildado de «totalmente incongruente» llevar a quemar basura a una isla con recursos limitados y que además vive del turismo». «¿Qué queremos, desestacionalizar y potenciar el turismo, o importar residuos de Europa?», se ha preguntado la dirigente socialista.

   En este contexto, los socialistas consideran que la promoción de Mallorca como marca turística es «incompatible con la promoción de Mallorca como estercolero de Europa». Así, Cano ha acusado al PP de querer «engañar a la ciudadanía hablando de combustible en vez de residuos, igual que hizo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cuando hablaba de los hilillos de plastilina ante la catástrofe del Prestige».

   «Hoy, coincidiendo con la Diada de Mallorca, pedimos a la presidenta del Consell, Maria Salom, y a la consellera de Medio Ambiente que frenen esta iniciativa, que recapaciten y que estudien el impacto que puede tener en toda Mallorca la llegada de residuos de toda Europa», ha manifestado Cano, quien ha pedido la dimisión de la consellera «si no es capaz de defender y promover prácticas medioambientales sostenibles, que pasan por la renegociación del contrato con la incineradora».

   Por su parte, el portavoz socialista en Alcúdia, Pere Malondra, ha criticado la llegada de reiduos a la isla y, particularmente, su paso por el Puerto de Alcúdia, que ya recibe todo el carbón para la fabricación de electricidad. «Alcúdia es uno de los destinos turísticos más importantes de Mallorca, y está haciendo esfuerzos para potenciar la llegada de cruceros», ha defendido.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés