Actualizar

jueves, marzo 23, 2023

Navarra. La Mancomunidad de la Ribera implantará el quinto contenedor

La Mancomunidad de la Ribera implantará de manera progresiva el quinto contenedor discriminado para recoger materia orgánica, en el marco de su propuesta para la recogida selectiva de materia orgánica en su ámbito de actuación, recientemente aprobada por la comisión permanente de la citada mancomunidad.

   El consejero de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local del Gobierno de Navarra, José Javier Esparza, ha visitado este lunes la planta de tratamiento de residuos sólidos de ‘El Culebrete’ en Tudela, gestionada por la Mancomunidad de la Ribera.  

   Durante la visita, ha estado acompañado por el gerente de la mancomunidad Fermín Corella, así como por la presidenta de la Mancomunidad de la Ribera, Maribel Echave, quien ha entregado al consejero Esparza la propuesta para la recogida selectiva de materia orgánica en su ámbito de actuación, recientemente aprobada por la comisión permanente de la citada mancomunidad, según ha informado el Gobierno foral en una nota.

   Dicha propuesta tiene por objeto avanzar en la mejora del reciclaje de la materia orgánica y contempla la recogida diferenciada de la materia producida por los grandes generadores (restaurantes, hospital, supermercados, etc), y la implantación progresiva del quinto contenedor discriminado para la recogida de la materia orgánica de la población general.

   Con la Mancomunidad de la Ribera, son ya cuatro las que han optado por el quinto contenedor (Pamplona, Mairaga, Ribera Alta y Ribera). Entre las cuatro abarcan una población de 478.661 habitantes, es decir, el 88,8 por ciento del total.

   El Ejecutivo foral ha indicado que la planta de tratamiento de residuos sólidos de ‘El Culebrete’ (Tudela), cuya propiedad y gestión recae en la Mancomunidad de la Ribera, incluye una planta de reciclaje de envases, otra de biometanización y una última de residuos industriales.  

   Durante el pasado 2012, según el Ejecutivo navarro, la planta trató un total de 59.940 toneladas de residuos, que, una vez procesadas, generaron un volumen de rechazo a vertedero de 29.723 toneladas.

   Además, en el proceso se recuperaron 1.029 toneladas de materiales inertes reciclables, presentes en la fracción resto y se generaron 2.104.544 Kwh de energía eléctrica de carácter renovable. El coste global de tratamiento ha ascendido a 3.183.292 euros lo que supone un importe de 53,11 euros por cada tonelada procesada.

   La planta consorcial de tratamiento de residuos de Tudela inició su actividad a finales del año 2006 con el objetivo de tratar la fracción ‘resto’ de los residuos urbanos generados en el ámbito de la Mancomunidad de la Ribera.

   Posteriormente, una vez constituido el Consorcio de Residuos de Navarra en el año 2007, la planta se adscribió al Consorcio para dar tratamiento, además de a los residuos generados en la propia Mancomunidad, a los generados por otras mancomunidades consorciadas.

   En concreto, durante el pasado año se recibieron en la instalación, además de los residuos de la Ribera, los generados en las mancomunidades de Ribera Alta, Mairaga, Valdizarbe, Sangüesa, Sakana, Zona 10-Irati, Bidausi, Eska-Salazar, Mendialdea y Alto Araxes.

   El transporte de los residuos hasta el Centro se llevó a efecto a través de las Estaciones de Transferencia de Tafalla y Sangüesa y los muelles de Arbizu y Peralta, promovidos y gestionados por el Consorcio.

   Próximamente, según ha señalado el Ejecutivo foral, se incorporarán al sistema de tratamiento los residuos generados en Bortziriak, Malerreka y Baztan, a través de la nueva Estación de Santesteban, evitando con ello su actual situación de vertido en el vertedero de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés