Sogama: ‘El mejor tratamiento para la basura es aquél que no se tiene que hacer’

“Menos es Más”, así reza el código de buenas prácticas que Sogama ha distribuido vía on line entre los 296 concellos que utilizan sus servicios para la gestión y el tratamiento de los residuos urbanos. El objetivo no es otro que ayudarles a reducir la producción de basura y a materializar una correcta recogida selectiva de la misma con el fin de aminorar las cantidades introducidas en los contenedores verdes convencionales, lo que les permitirá pagar menos a Sogama y recibir ingresos por parte de los Sistemas Integrados de Gestión.

En declaraciones a la emisora Cope Galicia, el presidente de la Sociedade Galega do Medio Ambiente, Luis Lamas, aseguraba que “con este manual no se pretende innovar, sino insistir en la necesidad de adoptar, por parte de los ciudadanos, una serie de comportamientos que nos guíen hacia la gestión sostenible de la basura, aplicando en primera instancia el principio comunitario de las tres erres: reducción, reutilización y reciclaje.

EL AUTOCOMPOSTAJE, LA SOLUCIÓN PARA LOS RESTOS ORGÁNICOS

En este sentido, prestó especial atención al programa de compostaje doméstico puesto en marcha por la empresa en el año 2010, contando a día de hoy con cerca de 3.000 viviendas unifamiliares adscritas al mismo.

La iniciativa, instaurada de facto en más de 1.800 hogares, está a punto de abordar una nueva etapa en la que se dotarán de 1.000 compostadores a otras tantas familias de distintos puntos de Galicia para que fabriquen abono natural a partir de los restos orgánicos, asumiendo también Sogama los correspondientes cursos de formación, así como el suministro el material didáctico y divulgativo de apoyo.

Y es que, dado que el 40 por ciento de la basura está conformada por materia orgánica, si se posibilita su reciclaje en origen y posterior transformación en un abono natural con el que sustituir a los fertilizantes artificiales, se evitará introducirla en los contenedores convencionales y enviarla a las dependencias de Sogama, con lo cual el importe de la factura a pagar a esta empresa pública se vería notablemente reducido.

Lamas subrayó que son los concellos los que deben apostar por la disminución de costes mediante la promoción del reciclaje. Y como ejemplo puso el caso del vidrio, ya que se está depositando en buena medida en el contenedor verde genérico, en lugar de hacerlo en el iglú verde, incrementando con ello el peso de la bolsa negra y, por tanto, la factura de Sogama. “Si este vidrio hubiese sido depositado por la población en el iglú, no solo se pagaría menos a la entidad pública, sino que las arcas locales estarían recibiendo ingresos”, a lo que añadió que “mezclándolo todo, estamos tirando dinero a la basura”.

http://www.sogama.es/

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés

Vertidos de la mina de Loreñe

¿Plásticos naturales?

El plástico acidifica el océano