La ciudadanía gallega ‘satisfecha’ con la labor de Sogama

Los cuestionarios rebelan que poco más de la mitad de los adultos conocían la existencia de Sogama antes de la visita, considerando el 86,68 por ciento que el recorrido guiado por su infraestructura industrial, así como las explicaciones proporcionadas por los educadores, constituyen la mejor forma de comprender su cometido en Galicia.

El 84,2 por ciento de las personas que han pasado por las instalaciones de Sogama en Cerceda se muestran convencidas de que la labor de esta empresa pública es beneficiosa para el medio ambiente. Así se desprende de los resultados de las encuestas de satisfacciónon line cubiertas por los visitantes y en las que éstos dejan constancia de sus impresiones sobre la actividad de la Sociedad.

EL ANTES Y EL DESPUÉS DE LA VISITA

Los cuestionarios rebelan que poco más de la mitad de los adultos conocían la existencia de Sogama antes de la visita, considerando el 86,68 por ciento que el recorrido guiado por su infraestructura industrial, así como las explicaciones proporcionadas por los educadores, constituyen la mejor forma de comprender su cometido en Galicia. Además, el 80 por ciento manifiesta que su visión de los residuos cambió radicalmente con esta experiencia, pues, de concebirlos como algo inservible, pasaron a contemplarlos como recursos de valor.

- Advertisement -

Asimismo, se comprueba que solo el 34,2 por ciento de los adultos tenía una opinión positiva de Sogama antes de la visita, subiendo hasta el 86,8 por ciento una vez realizada.

En el caso de los escolares se aprecia un mayor conocimiento de esta entidad gracias a los profesores, con los que Sogama mantiene una relación constante y permanente a través del suministro de información, envío de material didáctico y divulgativo a los centros, promoción de concursos y realización de campañas de concienciación social en materia medioambiental.
En este sentido, y si bien antes de la visita el 50 por ciento de los pequeños tenían una buena opinión sobre la Sociedade Galega do Medio Ambiente, esta cifra se eleva al 90 por ciento una vez realizada.

Ya son numerosos los colegios que participan en el programa de visitas como actividad obligatoria en el currículum escolar, conscientes de la importancia que éste tiene para la formación de futuros adultos responsables y comprometidos con el entorno y la salud.

Muchos centros repiten esta experiencia cada año, convencidos de su carácter interdisciplinar y la importancia de los conocimientos adquiridos por los alumnos porque, tal y como han manifestado en diversas ocasiones “vivir en un medio sano y saludable constituye una riqueza a preservar que precisa de la colaboración y apoyo de todos los grupos sociales”.

En los últimos años, cerca de 60.000 personas han visitado el complejo medioambiental de Sogama y red de plantas de transferencia con excelentes resultados. A nadie le resulta indiferente lo que ve, sino que, tal y como aseguran, toman conciencia de que son los propios ciudadanos los que generan residuos y son los propios ciudadanos los que, en primera instancia, deben proceder a la gestión de los mismos como primeros responsables. Reducir la producción de basura, aprovechar al máximo los productos y colaborar activamente en el sistema de recogida selectiva constituyen las máximas a seguir para que a Sogama llegue la menor cantidad de desperdicios, lo que, sin duda, traerá importantes ventajas económicas para los concellos.

MODUS OPERANDI PROGRAMA VISITAS

El programa de visitas cuenta con un estudiado protocolo de actuación a través del cual se ajustan las explicaciones e itinerario a realizar al perfil y nivel educativo de los visitantes, dando cumplimiento a sus demandas y expectativas.

Educadores ambientales son los encargados de proporcionar la información, acompañando a los grupos en el recorrido guiado por las distintas plantas que conforman el complejo medioambiental de Cerceda.

La primera parada tiene lugar en la de clasificación de envases, donde se recepcionan los residuos procedentes de la recogida selectiva del contenedor amarillo, separándolos por tipologías de forma automática y remitiéndolos a los correspondientes centros recicladores. Acto seguido, los colectivos se integran en el circuito de tratamiento de la basura en masa introducida por los ciudadanos en los contenedores verdes y en el que participan varias plantas, procediendo a la separación de las fracciones reciclables (acero, aluminio y vidrio), que son enviadas a la industria transformadora, y acondicionando con el resto un combustible derivado de los residuos no reciclables con el que se produce energía en planta termoeléctrica.

Concluido el itinerario y, de regreso al aula medioambiental, los visitantes tienen la oportunidad de consultar sus dudas, abriendo un tiempo de coloquio para que todos puedan trasladar y poner en común sus comentarios y observaciones, así como compartir experiencias. A partir de ese momento, los colectivos tienen a su disposición la encuesta on line en la que sus integrantes pueden expresar su parecer y opiniones. Los excelentes resultados avalan, una vez más, el modelo Sogama en Galicia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés