Galicia aumentó un 300% su contribución al reciclaje de basura en masa

En un comunicado, la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas ha atribuido este incremento a la incorporación de la selección del vidrio, que representó en el cómputo global un total de 12.635 toneladas (67,21%), a las que habría que añadir las 6.071 de acero y acero residual, así como las 93 toneladas de aluminio.

La Sociedade Galega de Medio Ambiente (Sogama) aumentó su contribución al reciclaje de la basura en masa en casi un 300% –un 290,51%– en el primer semestre. Así, frente a las 4.814 toneladas de material para remitir a los centros recicladores que logró separar en los seis primeros meses de 2013, fundamentalmente aluminio, férrico y acero residual, en el mismo periodo de 2014 la cifra subió a las 18.799 toneladas.

En un comunicado, la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas ha atribuido este incremento a la incorporación de la selección del vidrio, que representó en el cómputo global un total de 12.635 toneladas (67,21%), a las que habría que añadir las 6.071 de acero y acero residual, así como las 93 toneladas de aluminio.

Esta semana, ante la polémica suscitada después de trascender los últimos resultados de Sogama y que la oposición demandase que ésta devolviese las cuantías de la subida del canon, el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, justificaba que las pérdidas de la sociedad fueron «menores» de las previstas porque «mejoró su gestión» y aludía al caso concreto del vidrio.

- Advertisement -

En cualquier caso, al término de la reunión semanal del Consello de la Xunta, rechazó la petición de la oposición de devolver estas cantidades con el argumento de que la sociedad «perdió dinero, aunque menos del previsto». Sí ratificó que no hay previstas más subidas del canon.

Sobre las mejoras en reciclaje, la Xunta explica que para la separación de estos residuos depositados erróneamente por la ciudadanía en la bolsa negra, la entidad utiliza procedimientos mecánicos: electroimanes para el acero, corrientes de Foucault para el aluminio y mesas densimétricas para el vidrio.

En esta coyuntura, Sogama reivindica el ahorro que supone el reciclaje y pone como ejemplo que un kilo de latas de acero recupera energía para mantener una lámpara de 60 watios encendida dos días o que con una sola lata de aluminio se puede hacer funcionar un televisor durante tres horas.

SELECCIÓN DEL VIDRIO

Respecto al vidrio, por cada tonelada que se recupera se ahorra una tonelada de materias primas vírgenes. Cuatro botellas representan el funcionamiento de un frigorífico un día completo y con 3.000 se evita la extracción de 1,2 toneladas de materia prima, minimizando, además, la erosión del suelo.

De un envase de vidrio se puede, además, extraer otro con idénticas características «sin perder un ápice de cualidades», según la Consellería de Medio Ambiente.

Frente a ello, esgrime que la presencia de vidrio en el residuo genérico no sólo dificulta su reciclaje, sino que incrementa notablemente el peso de la basura que los ayuntamientos envían a Sogama, debiendo pagar por el mismo.

Si este vidrio fuese introducido por la población en el iglú verde, los ayuntamientos no sólo reducirían el importe de la factura a pagar a esta entidad pública, sino que recibirían ingresos por parte del Sistema Integrado de Gestión Ecovidrio.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés