Los inventos más ecológicos

“Los productos sostenibles y no perjudiciales para el medio ambiente ya son una realidad. Miles de científicos de todo el mundo trabajan inventando nuevos materiales y objetos, orientados a que el consumidor pueda optar por una alternativa ecológica y sustentable.”

Si logran popularizarse, varias de estas invenciones representarían un gran avance en la preservación de nuestro medio; tan solo hará falta superar algunos escollos tales como los hábitos de consumo de la gente, que los precios resulten accesibles y lo más importante de todo: que sean seguros en su uso, manipulación y resultados.

Cigarrillos con semillas

Dada la cantidad de personas que fuman en el mundo, a alguien se le ocurrió que los residuos de los cigarrillos podían dejar de ser un incordio (la ceniza y el humo polucionan y las colillas necesitan unos 15 años para degradarse) y convertirse en algo productivo. Así surgió la idea de los cigarrillos con semillas, que están provistos de filtros que son biodegradables; tras su descomposición, de sus restos brotarán flores silvestres que contribuirán a purificar el aire. Una buena forma de darle al mal habito de fumar, un giro ecológico.

- Advertisement -

Lámparas de bajo consumo

Las bombillas constituyen una de las más efectivas creaciones que bregan por la sustentabilidad en todos los aspectos del invento. No solo están fabricadas con materiales menos contaminantes que sus predecesoras las incandescentes, sino que ahorran hasta un 75 % de energía, duran entre 10 y 12 veces más y casi todos sus componentes son reciclables. El paso siguiente fueron las LED que ni siquiera contiene la mínima cantidad de mercurio que poseían las de bajo consumo y resultan tan o más efectivas que éstas.

Teléfonos móviles solares

Así dicho puede sonar muy raro, pero ya están aquí las baterías para los móviles que se pueden cargar exponiéndolas al sol. Los Smartphone son artículos “comedores de energía”, pues al ser de uso cotidiano y tener determinadas capacidades de carga, es necesario conectarlos con cierta regularidad a los cargadores para mantenerlos en funcionamiento. Gracias al invento del plantel del Instituto Fraunhofer, con tan solo 2 horas de asolear nuestras baterías, tendríamos carga para el resto del día. El único inconveniente es que los usuarios suelen cargar sus móviles en la noche, pero será cuestión de convencerlos de cambiar de hábitos.

Kranthout

En Holanda, Mieke Meijer de la empresa Vij5, ha creado este nuevo material al que han denominado Kranthout (que significa periódico-madera en holandés) y que si bien parece madera, es básicamente un sub producto del reciclado del papel. Gracias a su perfecto enrollado y aglomeración, han conseguido que periódicos viejos y restos de serrín, astillas y virutas, luzcan (tiene incluso vetas) y se usen como si fueran madera, tanto que este material posee una gran dureza, se puede lijar y hasta pintar.

Mochila fotovoltaica

Este es un invento realmente ecológico que fue desarrollado por la VoltaicSystems. Está hecho de un material producto del reciclado de diversos tipos de botellas, por lo que resulta ecológico, impermeable, fuerte y liviano a la vez. En su exterior tiene una serie de paneles fotovoltaicos que cargan baterías de almacenamiento internas, a las que vienen acoplados 11 tipos diferentes de conectores. No solo se puede llevar dentro la cámara de fotos, la filmadora, la tablets o el móvil sino que podemos ir cargándolas a medida que hacemos senderismo, vamos a trabajar o simplemente dejamos la mochila al sol

De la bolsa al aceite

En Japón, la empresa Blest Corporation ha inventado un aparato capaz de convertir en aceite las bolsas de plástico. Con un coste aproximado de unos 9.000 euros para cada máquina, por cada dos kilos de bolsas (aproximadamente) y consumiendo apenas 1 KW, es capaz de destilar un litro de aceite, ideal para ser usado como combustible. Si bien por ahora la idea es hacerla producir a nivel industrial, si salieran al mercado las domésticas, serían la mejor solución para varias de las vertientes de la contaminación.

Tinta de café

Las impresoras 3D son una verdadera maravilla que hasta hace un par de años nos parecía de ciencia ficción, pero no lo han solucionado todo. Se necesitan imprimir miles de millones de documentos a cada minuto alrededor del mundo y las tintas y tóneres son tóxicos y contaminantes. A un ingenioso diseñador de Corea se le ocurrió reciclar los residuos de café y convertirlos en tinta, con el consiguiente ahorro ecológico que ello representa.

Ordenadores de bambú

El plástico es un componente peligroso (por los largos tiempos que requiere su total destrucción) pero por ahora necesario. En cambio, el bambú es un árbol de muy rápido crecimiento con el que pueden fabricarse finas láminas biodegradables, que podrían sustituir al plástico. De hecho en China ya hay laptops, PC y Tabletas reciclables, fabricados con este material.

Memoria USB reciclable

Un producto ecológico, sustentable, útil y solidario. Todos sus componentes son reciclados y reciclables, su capacidad alcanza los 8 Gb de almacenamiento y por cada uno que se venda, sus creadores aportan un porcentaje, que se destina a la plantación de árboles en diferentes partes del mundo.

Greenerator

Si bien este invento aun está en “pañales”, si se logra producir a gran escala sería una solución domestica para el consumo, que ahorraría mucho dinero y contaminación. La idea es que con el Greenerator se genere la energía necesaria para hacer funcionar todos los elementos que así lo requieran (luces, frigorífico, TV, PC, lavadora, etc.) usando como fuente únicamente el sol y el viento. Su creador, Jonathan Globerson estima que si su invento funciona como él cree, solo se debería consumir de fuentes externas, un 6% de lo que se necesita por hogar en la actualidad.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés