Actualizar

miércoles, febrero 8, 2023

El Grupo CLH verifica su actuación en espacios protegidos de cinco CC.AA. con estudios ambientales

La metodología empleada se basó en la realización de recorridos lineales por la superficie de los oleoductos y sus áreas de influencia, y en la selección de tramos en función de los ecosistemas, de forma que incluyeran la mayor variedad de hábitats posible.

El Grupo CLH ha realizado, en colaboración con la asociación para el estudio y defensa de la naturaleza Grefa (Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat), nueve estudios ambientales en espacios naturales protegidos de cinco comunidades autónomas, que verificaron la integración de los oleoductos de la compañía en zonas de especial riqueza biológica y la sostenibilidad de este medio de transporte de productos petrolíferos, según informa la compañía.

En total, durante 2015, CLH analizó 16 kilómetros de oleoductos que transcurren por áreas de alto valor ecológico de Galicia (Rio Tambre y sistema fluvial Ulla-Deza), Cantabria (Montes Obarenes y Sierra de Cantabria), País Vasco (Parque Natural de Gorbeia), Navarra (Parque Natural de Bardenas Reales) y Andalucía (Parque Nacional de Doñana, Parque Natural Estero de Domingo Rubio, reserva fluvial del rio Guadalmez y cuenca del río Guadiamar).

Los estudios fueron realizados por un equipo de expertos de Grefa, junto a un grupo de profesionales de la compañía, que emplearon métodos de análisis basados en el inventariado de la flora y fauna presente en el trazado de los oleoductos y sus proximidades, con el objetivo de valorar la biodiversidad de las zonas por las que pasan estas conducciones, así como los efectos derivados de su presencia y determinar acciones de mejora para reforzar su sostenibilidad.

La metodología empleada se basó en la realización de recorridos lineales por la superficie de los oleoductos y sus áreas de influencia, y en la selección de tramos en función de los ecosistemas, de forma que incluyeran la mayor variedad de hábitats posible.

Una vez analizados los resultados, los informes concluyeron que los oleoductos de CLH no interfieren en el desarrollo de las especies animales y vegetales de los espacios seleccionados y destacan la integración de estas infraestructuras en el entorno.

Estos nueve estudios se han realizado como parte del convenio de colaboración que CLH mantiene desde 2012 con Grefa para reforzar la sostenibilidad de sus actividades y se engloban dentro del programa de protección de la biodiversidad, previsto en el actual Plan Director de Responsabilidad Social Corporativa.

ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés