¡Año Nuevo! Leyes nuevas

“No hay mejor costumbre que comenzar el año con una lista de buenas intenciones y de proyectos, que, si bien es cierto que no siempre terminamos llevando a cabo, son un buen aliciente de cara a los próximos 365 días. El gobierno también debería hacer una y estas son nuestras sugerencias.”

Este gobierno de Rajoy será diferente, básicamente porque al no tener mayoría parlamentaria, se le terminaron los “verticalazos” y los tijeretazos a dedo; en esta oportunidad tendrá que dialogar y pactar cada vez que pretenda sacar adelante una nueva Ley y aparentemente tendrá que modificar o sustituir unas cuantas que impuso a golpe de Decreto en la anterior legislatura.

Para hacerle la tarea más fácil, tanto al gobierno como a la oposición, creemos pertinente recordarles unas cuantas leyes que estaría muy bien derogar por completo y sustituirlas por otras que contemplen de forma más amplia, el criterio, los derechos y los deseos de la mayoría de los españoles.

Reforma energética

Hablamos de una reforma que ponga énfasis real en las energías renovables y que impida que los combustibles fósiles, especialmente el carbón, sigan siendo subsidiados con el dinero de los españoles, a los que luego se le cobra a precio de oro la electricidad que se produce a costa de sus impuestos.

Otro tema muy importante sería que las futuras leyes se hicieran pensando en el bien común, el de la enorme mayoría de las personas y no como hasta ahora, que parece que fueran las grandes compañías eléctricas las que digitaran a dedo y conveniencia las leyes que las “controlan”.

En cuanto al tema de las tarifas, el pueblo entero estaría sumamente agradecido si las eléctricas dejaran de hacerles pagar los déficits que tienen a los consumidores, porque todos los años se quejan de lo mismo y al final siempre obtienen ganancias.

Por último, sería loable que hubiera alguna forma de que las grandes empresas dejen de facturar lo que quieren y como quieren, ya que en la actualidad ni siquiera ellas son capaces de explicarle al consumidor, qué es exactamente lo que le están cobrando.

El RD del Autoconsumo

Cuando el mundo entero se decanta por la energía solar que está más que comprobado que cada vez es más barata de producir y la UE sugiere a sus integrantes que la empleen y que en lo posible, ayuden y subvencionen a los auto consumidores, España es el país que inventó el “Impuesto al Sol”.

En una nación que puede jactarse de tener una cantidad más que significativa de días de sol cada año, en vez de aprovechar algo que otros nos envidian (por algo nuestras playas están llenas de extranjeros), al gobierno no se le ocurrió mejor forma de explotarlas, que sacarse de la galera el RD del Autoconsumo.

Con toda la oposición aparentemente unida en favor de su derogación, sería el momento ideal para borrar de la historia legislativa de nuestro país, tamaña barbaridad, comenzar a trabajar en pro del auto consumo y dejar de ser el hazmerreír del mundo entero.

Ley de Montes

La última modificación del gobierno del PP fue en 2103 y contó con el apoyo de UPN y UPyD, la abstención de PSOE (que luego la criticó) y una férrea oposición de los demás partidos, además de la de los activistas medioambientales, que pusieron el grito en el cielo.

Y es que gracias a esta “genialidad” se podrán recalificar terrenos quemados por incendios y usarlos para construir lo que los Ayuntamientos consideren “de interés público”, además de las suspicacias que despierta el hecho de que detrás del 95% de los mismos, siempre hay un “pirómano”, que la mayoría de las veces queda impune.

Como si no alcanzara con esto, la figura del Agente Forestal ha salido muy mal parada en la reforma, ya que se les impide que continúen siendo “agentes de autoridad”, a la hora de denunciar delitos de carácter ambiental.

En una palabra, a ver si el nuevo gobierno y la oposición comienzan a plantearse seriamente acabar con el “ladrillo fácil”, con las excusas para recalificar a costa de lo que sea y devolver a los Agentes Forestales las potestades que les corresponden.

Ley mordaza

Esta no puede calificarse más que de censura legal y es una verdadera vergüenza que en pleno siglo XXI, en un país que se vanagloria de tener un Estado de Derecho y de bregar por las libertades, exista una Ley que multa a sus ciudadanos por multitud de “conceptos jurídicos indeterminados”.

Esto quiere decir que la policía puede detener, cachear y solicitar identificación, casi a cualquiera por cualquier cosa que le parezca remotamente delictivo. Se han creado “listas negras” de infractores (estigmaticemos que son dos días) y manifestarse es un derecho restringido a que te den permiso para ello.

Esta prohibido filmar una actuación policial, pero las “fuerzas del orden” te pueden grabar o pinchar el móvil sin problemas y lo que dicen ellos “va a misa”, ya que sus acusaciones se consideran probatorias para la aplicación de las numerosas multas que contempla esta ley.

Poco más hay que decir de una Ley que coarta libertades constitucionales y que no solo no debería haber visto la luz, sino que hay que derogarla con urgencia. Ya basta de mordazas, censuras y de quitarle a los españoles cada vez más derechos.

Gran tarea

Sin dudas el gobierno tiene mucho que hacer, modificar y derogar, pero también deberán hacerse un tiempo para que España tenga de una vez por todas una Ley de Protección Animal, que contemple los derechos del resto de las especies.

Es la oportunidad perfecta para cambiar las tornas, con el fin de lograr que la Marca España no se limite a estar representada por unas playas hermosas, el camino de Santiago, la dieta mediterránea y un puñado de leyes que causan risa y vergüenza ajena.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés