El río Gállego, ¡se salva!

El recurso, ahora ganado, lo interpusieron SEO/BirdLife, Ecologistas en Acción, Greenpeace, WWF y Amigos de la Tierra hace 5 años, y viene a sumarse a los recursos de varios de los ayuntamientos afectados y de la Coordinadora de Biscarrués.

El pasado día 7 de julio una sentencia de la Audiencia Nacional anulaba el anteproyecto y la Declaración de Impacto Ambiental del embalse de Biscarrués en el río Gállego (Huesca). Una sentencia relevante que da un respiro al entorno de los mallos de Riglos y a sus gentes. Luchadores incansables contra un proyecto insostenible de embalse proyectado hace 30 años.

El embalse habría inundado un tramo de 14 km de río de aguas bravas, con unos enormes recursos históricos y naturales, y con un potencial turístico que el pasado año atrajo a 80.000 visitantes y que mantiene más de 500 puestos de trabajo en la zona, relacionados directa o indirectamente con la actividad turística.

El recurso, ahora ganado, lo interpusieron SEO/BirdLife, Ecologistas en Acción, Greenpeace, WWF y Amigos de la Tierra hace 5 años, y viene a sumarse a los recursos de varios de los ayuntamientos afectados y de la Coordinadora de Biscarrués.

La sentencia se centra en el incumplimiento de la Directiva Marco del Agua, y se basa en el principio de prevención y de no deterioro de los ríos y los ecosistemas acuáticos de la DMA. Pero sobre todo hace una interpretación estricta y correcta de cualquier excepción a dicho principio, siendo muy crítica con las declaraciones de interés general en abstracto que se hacen para determinadas obras hidráulicas, con el fin de justificar cualquier atropello ambiental.

Esta victoria para el río Gállego y sus gentes, que llevan defendiendo la zona hace décadas, nos llena de alegría. Felicidades a [email protected]

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Premio a la mejor receta sostenible

Las mentiras verdes del textil

Qatar 2022: fútbol a todo gas