Una insostenible macrogranja de pavos planea ahora sobre Guadalajara

Las alegaciones presentadas por la organización en la Dirección Provincial de Agricultura y Medio Ambiente, se han centrado en criticar el documento ambiental presentado por el promotor.

Ecologistas en Acción de Guadalajara ha presentado esta semana alegaciones al proyecto de macrogranja para cría y engorde de pavos que pretende ubicarse en Cañizar (Guadalajara), modelo de avicultura intensiva con graves impactos ambientales y sociales.

La generación de estiércol, consumo de agua y emisiones de gases de efecto invernadero y amoniaco, son los principales impactos, unido a las molestias a los vecinos y posible afección a otras actividades económicas.

Las alegaciones presentadas por la organización en la Dirección Provincial de Agricultura y Medio Ambiente, se han centrado en criticar el documento ambiental presentado por el promotor, carente de algunos de los requisitos mínimos exigidos por la Ley 4/2007 de Evaluación de Castilla-La Mancha, como presentar al menos dos alternativas, descripción del medio o planos detallados.

- Advertisement -

Además Ecologistas en Acción de Guadalajara ha detectado omisiones de informaciones imprescindibles para poder analizar y evaluar el proyecto, como no presentar un calendario de vertido de estiércol, el consumo de agua anual, el insumo de antibióticos e insecticidas, los datos de generación de amoniaco y otros gases procedentes del estiércol, además de falsear la distancia mínima a casco urbano.

La macrogranja se sitúa a 1.300 metros de Cañizar, a 1.700 metros de la Urbanización Arcipestre de Hita, a 1.900 metros de Torre del Burgo y a 2.000 metros de Rebollosa de Hita. Teniendo en cuenta que el Gobierno Regional va a aprobar en breve el Decreto para ampliar la distancia mínima de estas instalaciones de núcleo urbano de 1.000 a 2.000 metros, hemos pedido que se cumpla ya este requisito para este proyecto.

La macrogranja, con capacidad para 15.000 animales, pretende producir más de 40.000 pavos al año en una nave de 2.100 metros cuadrados, y serán gestionados a través de una empresa integradora que proveerá de pavitos, pienso, servicio veterinario, transporte y comercialización de los animales engordados. Solo necesitará un puesto de trabajo, el promotor, quien en la actualidad se encuentra activo.

Desde Ecologistas en Acción de Guadalajara volvemos a mostrarnos contrarios a este sistema de producción, la cría y engorde de manera intensiva, donde animales hacinados en poco espacio, son alimentados sin descanso, atiborrados a antibióticos, acelerando el proceso de crecimiento normal de los animales, para sacar cerca de tres producciones anuales.

Este modelo perjudica gravemente el desarrollo sostenible de los pueblos de la provincia y es una practica que conlleva varios impactos ambientales y sociales con repercusiones negativas para el medio natural y socioeconómico.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés