Qué tiene a ver la reducción de carne y Valencia

Según los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, es en la Comunidad Valenciana donde se registra el mayor consumo de carne de pollo y conejo.

La producción y el consumo de carne y lácteos tiene graves repercusiones para nuestra salud y la del planeta. Por este motivo en Greenpeace trabajamos para conseguir una reducción del 50% a nivel global para 2050 y queremos un compromiso por parte de la ciudad de Valencia para que su política alimentaria contemple la disminución del consumo de carne y otros derivados animales.

Según los datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, es en la Comunidad Valenciana donde se registra el mayor consumo de carne de pollo y conejo. Por otro lado, el diagnóstico llevado a cabo por la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública y la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte para la recientemente publicada “Guía de comedores escolares” reconocía que casi el 69% de los menores de 15 años no consume diariamente verduras ni hortalizas y que un 35,5% no consume fruta diariamente y establece que el consumo de carnes debe ser de dos o menos raciones a la semana y que los derivados cárnicos se deben limitar a una ración semanal.

La gravedad del asunto es de tal orden que el propio alcalde de Valencia, Joan Ribó, defendió el pasado 13 de febrero en la Jornada “Alimentación sana y sostenible. Menos proteína animal y más vegetal” que hay que apostar por la dieta mediterránea para contrarrestar el sobreconsumo de carne. Según sus palabras, “en estos momentos hay un claro exceso de consumo de carne frente al que, en Valencia, tenemos muy clara cual es la apuesta: la dieta mediterránea que nosotros siempre hemos defendido.

Es una apuesta por comer más verduras, por potenciar la agricultura y la alimentación de proximidad”. Pero ni siquiera tratándose de una inquietud del propio alcalde, la Estrategia Agroalimentaria Valencia 2025, recientemente aprobada, contempla este asunto y sólo hace referencia una vez a la famosa dieta mediterránea.

La reducción del consumo de carne y otros derivados animales es una de las herramientas más fáciles y efectivas de que disponen las ciudades para luchar contra el cambio climático y a la vez promover dietas sanas y sostenibles. Así que mañana participaremos en Valencia en la jornada ‘Reducción de la producción y del consumo de carne y lácteos para salvar el clima’, enmarcada en la iniciativa del Ayuntamiento de Valencia ‘València canvia pel clima!’ para mostrar los beneficios de una dieta sana para las personas y el planeta.

Además de Greenpeace participarán Vicente Domingo en representación del Ayuntamiento de Valencia, Lourdes Zubeldia de la Comunidad Valenciana, Alma Palau del Consejo General de Colegios Oficiales de de Dietistas-Nutricionistas y Mª Dolores Raigón de la Sociedad Española de Agricultura Ecológica. Si vives o estás en Valencia no faltes. Toma nota. Es en el Espai Llimera de 18:00 a 20:00. ¡Te esperamos! Y si no puedes ir con un sólo click puedes apoyar la campaña de Greenpeace.

Para más información: Ecologistas en accion

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Qué es la resiliencia

Premio a la mejor receta sostenible

Las mentiras verdes del textil