La aplicación del ecodiseño permite reducir un 25% del consumo energético de una vivienda y del 12% en emisiones de CO2

La aplicación del ecodiseño en este proyecto, una vivienda unifamiliar en la localidad alavesa de Etura, ha permitido, además, el aprovechamiento de la inercia térmica del terreno disminuyendo el consumo de calefacción en un 20%, así como una mínima intervención en el entorno, al alcanzar una ocupación del 9% sobre el área total de la parcela.

Las medidas empleadas, que inciden en la reducción del impacto visual del edificio, la integración de la cubierta en el entorno mediante una cubierta vegetal y la mejora ambiental del comportamiento del edificio a lo largo de su ciclo de vida, han permitido a la empresa anclar la metodología de ecodiseño dentro de su sistema de gestión, incorporar la sensibilidad con el entorno como un valor añadido a la creatividad y la eficiencia y aumentar la capacidad de innovación a través del ecodiseño.

El proyecto contempla acciones para contribuir a minimizar el impacto ocasionado y disminuir la demanda energética, mediante medidas como el uso de aislamientos, la cubierta ajardinada o las orientaciones, que minimizan las pérdidas de calor y, por lo tanto, reducen los gastos de calefacción. Además, adopta actuaciones para contribuir a la protección de la biodiversidad, ya que el edificio, enterrado parcialmente, mantiene la parcela original sin ninguna alteración en un 83%. La reutilización del agua de lluvia, que permite minimizar los vertidos a la red, o el empleo de aireadores y cisternas con interrupción de descarga se encuentran igualmente entre las mejoras adoptadas.

ihobe.net

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés