Actualizar

viernes, febrero 3, 2023

El PP exigirá al Gobierno un informe de viabilidad ambiental de las desaladoras

Asimismo, se reclamará al Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino (MARM) la elaboración de un proyecto de tratamiento de la salmuera, de manera que estos residuos, «altamente contaminantes», no se depositen ni en los fondos marinos ni en vertederos terrestres desde puedan suponer un perjuicio para el ecosistema y las actividades agrícolas y pesqueras de la provincia de Castellón, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

   El texto que se presentará en el pleno con el apoyo de la Cofradía de Pescadores de Castellón y de la Federación Provincial de Cofradías de Pescadores.

   Así lo ha confirmado Gallén en una comparecencia pública en la que ha estado acompañada por Ramón Salvador, patrón mayor de la Cofradía de Pescadores. «Desde el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Castellón nos vamos a oponer a la construcción de la desaladora de Oropesa, una construcción que resultaría fatídica para el medioambiente marino y para un sector que está atravesando sus peores años como el de la pesca», ha dicho la portavoz adjunta.

   En primer lugar, Gallen ha recordado que ya en el año 2007, la sociedad Acuamed autorizó la adjudicación de las obras de la desalinizadora de Oropesa-Cabanes y la licitación de la planta de Moncófar, ambas en Castellón, «obras que tendrían asignada una inversión muy importante de 106 millones de euros».

   Según ha dicho, «la posibilidad de construcción de plantas desaladoras o desalinizadoras en las poblaciones costeras de Castellón es la consecuencia directa de la derogación del Trasvase del Ebro por parte del Gobierno Zapatero, y el PSOE piensa que, a través de las mismas, conseguirá obtener el agua podría haber llegado a través de un trasvase».

   «Lo que nunca han reconocido es que esta agua es más cara y provoca más emisiones de CO2 a la atmósfera y, por si esto fuera poco, las desaladoras vierten al mar una importante cantidad de salmuera que resulta fatal para la vida marina», ha explicado Gallén, quien ha destacado que sustituir el agua del Trasvase, unos 850 hectómetros cúbicos, a partir de las desaladoras «supone enviar a la atmósfera más de 3,3 millones de toneladas de CO2».

   Ha recordado que diferentes informes del Centro de Estudios de Puertos y Costas, del Instituto Español de Oceanografía, la Universidad de Barcelona o la Universidad de Alicante, entre otras, «advierten del peligro que supone para las praderas de posidonia y con esta amenaza se pone en riesgo a uno de los fondos marinos más ricos del mediterráneo como es el que tiene nuestra provincia y también a las capturas de nuestro sector pesquero».

«EL PRÓXIMO MAR MUERTO»

   «Con todo ello el PSOE y el Gobierno de España parece que quieren convertir el Mediterráneo en el próximo Mar Muerto, ya que apuestan por verter toneladas y toneladas de sal y acabar con toda la vida marina», ha apuntado Gallén.

   La portavoz adjunta del grupo del PP ha dicho que «para evitar la afección al medio marino de nuestra costa y, por extensión al sector pesquero, desde el grupo municipal del Partido Popular hemos propuesto una moción en la que exigimos al Gobierno la paralización de los proyectos de construcción de las plantas desalinizadoras que están previstas en el litoral castellonense, como son las de Moncofa y Oropesa»,

   En el caso de la desaladora de Oropesa-Cabanes, los trabajos se encuentran muy avanzados, «pero de lo que nadie ha informado es de a dónde van a ir a parar los restos de sal producto de esta desalación», ha aclarado.

   Gallén ha asegurado que sí sabe la manera en que se van a deshacer de esos residuos, «que será a través de un emisario, una tubería que se adentrará en el mar casi un kilómetro (unos 750 metros) vertiendo toda la salmuera de vuelta al mar, acción que representaría, además, el fin de la pradera de posidonia de nuestra costa, que es, ni más ni menos, que la garantía de contar con unas aguas en buen estado y que permiten la reproducción de peces y el resto de flora marina».

   «La acumulación de sal en nuestro territorio supondría otro peligro, en este caso para el agua y los manantiales de la capa freática, que representa una de las mayores riquezas de nuestras comarcas», ha añadido.

PARALIZAR LOS TRABAJOS

   Gallén ha dicho que la mejor opción «es paralizar estos trabajos y evitar cualquier tipo de vertido o, al menos, que el Gobierno de España, a través del Ministerio de Medio Ambiente, aporte informes o estudios que permitan saber qué se puede hacer con la salmuera resultante de la desalación para que no perjudique ni a la vida marina ni a la terrestre».

   Los ‘populares’ también exigen que  se pongan en marcha las medidas para que se evite cualquier afección al ecosistema y a la economía  de la provincia, «como sería el daño causado a las miles de familias que viven de la pesca en nuestro litoral».

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés