Actualizar

jueves, febrero 9, 2023

Entrevista a Alfredo Díaz, Portavoz de la Fundación César Manrique

La Plataforma de Sostenibilidad Urbana y Territorial del Observatorio de la Sostenibilidad en España considera de gran interés ejemplos como éste para fomentar una nueva forma de relación con nuestro entorno. Por ello, hemos tenido la suerte de poder entrevistar a Alfredo Díaz, Portavoz de la Fundación sobre algunos aspectos relevantes del trabajo de la misma.
 

Como surge y qué objetivos tiene la Fundación César Manrique.

Aunque legalmente la Fundación César Manrique (FCM) se constituyó en 1983 , no será hasta el año 1990 cuando un equipo de colaboradores próximos a César Manrique se pone a trabajar en la actualización del proyecto fundacional que culminará el 27 de marzo de 1992, con la inauguración oficial de la FCM.
La FCM es una institución cultural privada que fundamenta su actividad a través de tres áreas complementarias de trabajo: las artes plásticas, el medio ambiente y la reflexión cultural.
Sus objetivos son:

   1. Conservar, estudiar y difundir la obra y el legado artístico de César Manrique.
   2. Promover exposiciones, estudios e iniciativas que atiendan a las relaciones entre arte y naturaleza.
   3. Desarrollar actividades que favorezcan tanto la conservación del medio natural como su transformación sostenible y la ordenación del territorio
   4. Promover la actividad intelectual, creativa y el pensamiento crítico.

La Fundación César Manrique intenta desarrollar una labor integradora entre Arte-Naturaleza, Naturaleza-Arte, pero además trata de evitar nuevos desarrollos urbanísticos insostenibles como los que se han producido en la isla, lo que se ha convertido en uno de sus caballos de batalla, ¿Cómo explicáis esta relación Arte- Naturaleza-Urbanismo?

César Manrique defendió la simbiosis totalizadora entre el arte y la naturaleza. Decía que el artista tiene la obligación de defender el medio, y contribuir a la felicidad individual y colectiva desde un compromiso que es ético y también estético. Esta visión es la que lleva a cabo la FCM, comprometiéndose con el arte y con la naturaleza, con el entorno físico, paisajístico y territorial de Lanzarote, procurando mantener vivo, hasta donde ha sido posible, el pensamiento y la obra de César Manrique.

Supongo que esta posición os ha generado ventajas –legitimación frente a la ciudadanía- pero también inconvenientes –como suponemos la existencia de todo tipo de tensiones-. Podríais explicarnos brevemente ¿en qué grado las ventajas superan a los inconvenientes? Y si pudiesen elegir aliados para afrontar esta batalla. ¿Dónde los buscarían?

La Fundación César Manrique se ha convertido en una voz crítica, independiente, muy clara en sus apuestas, en el modelo de isla que defiende, confrontada abiertamente al desarrollismo, a la estandarización y a la especulación. Desde la Fundación hemos aportado reflexiones, materiales y visones alternativas.
Obviamente esta apuesta no es neutra y genera aliados y enemigos. Mantener una postura acorde a los principios y fundamentos que Manrique propuso y tener la libertad de la independencia, no siempre es bien entendida. Bien es cierto que la FCM encuentra a sus aliados en una parte muy importante de la ciudadanía de la Isla, identificada con hacer compatible el bienestar social con la conservación del patrimonio cultural y natural. En aquellos que proponen argumentos e ideas que demuestran que es posible incorporar formas de desarrollo más respetuosas.

Cree que la población de Lanzarote ve en la Fundación Cesar Manrique una institución de referencia para la defensa de su territorio y de sus paisajes? En qué medida la población en términos generales respalda las iniciativas que desarrolláis desde la Fundación.

El territorio es un escenario de conflicto.
Como decíamos anteriormente, la sociedad civil tiene en la Fundación César Manrique una referencia fuerte de independencia y de rigor crítico, que deseamos continúe siendo una contribución al bienestar y el futuro de nuestra Isla.
Naturalmente, la Fundación ha pagado un precio, lo está pagando y lo seguirá pagando en el futuro, porque de esta brega no se sale indemne. Pero ese precio es lógico: quienes se sienten amenazados por la acción de nuestra institución o por otros colectivos y fuerzas sociales, reaccionan atacando para defender sus posiciones. Es mucho lo que está en juego, muchos son los intereses económicos, también políticos.

Desde vuestra experiencia, qué elementos o instrumentos destacarías para fomentar la sostenibilidad territorial.

La FCM no propone un modelo de desarrollo sensu stricto, lo que sí hacemos es plantear ideas y reflexiones que, por ejemplo, se recogen en el “Manifiesto por la Sostenibilidad de Lanzarote” que presentamos a la opinión pública en el año 1998. Un Manifiesto que plantea una nueva concepción del desarrollo de la Isla en la que, necesariamente, debe vincularse la calidad de vida de los ciudadanos y la protección de los límites de tolerancia ambiental.
Reducir la presión turística y urbanística mediante eficaces políticas de contención del crecimiento turístico, apostar por la calidad y no por la cantidad, así como el ajuste de las infraestructuras generales a la capacidad de carga de la Isla, es para la FCM, prioritario y urgente.
En nuevo Plan Insular de Ordenación de Lanzarote (PIOL), ahora en fase de avance, está obligado a retomar y actualizar las políticas de contención urbanizadora que se vienen aplicando desde hace tiempo en la Isla. Para ello, debe enunciar con claridad los conflictos que suponen vivir en una isla como Lanzarote y buscar soluciones consensuadas y duraderas que se ajusten a su singularidad.

En el momento actual ¿qué ha supuesto el premio Por una Nueva Cultura del Territorio, que surge de los redactores del Manifiesto homónimo, que acabáis de recibir?

La Fundación César Manrique se muestra muy honrada con la concesión de un premio de estas características, otorgado por profesionales y organismos de contrastado prestigio, que han creído oportuno reconocer la gestión cultural, medioambiental y turística de nuestra Fundación, además de su labor de defensa del patrimonio cultural y natural de Lanzarote a lo largo de una trayectoria de casi 20 años.

Has conocido recientemente la Plataforma de Sostenibilidad Urbana y Territorial, del OSE, y nos gustaría conocer en qué medida crees que instrumentos como éste podrían apoyar trabajos como el vuestro.

Aportar la mejor información disponible y ponerla a disposición de la sociedad en los procesos de toma de decisiones que permitan avanzar en la generalización de las buenas prácticas y la gestión responsable, es el motor de un desarrollo bien entendido, que proporcionará el bienestar presente y garantiza el futuro.

Dicho esto, motivar el tránsito de la sociedad hacia la sostenibilidad es no sólo necesario sino urgente. En este sentido, el trabajo que se realiza desde la Plataforma de Sostenibilidad Urbana y Territorial supone, sin lugar a dudas, no sólo una celebrada noticia, sino una impagable aportación.

Alfredo Díaz Gutiérrez, Portavoz de la Fundación César Manrique.

http://www.sostenibilidad-es.org/

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés