Triplicar la cuota del tren en tráfico de mercancías permite ahorrar costes por 300 millones

Se trata de un importe similar a la facturación de Renfe, actual principal operador de transporte de carga en tren.

   Así se desprende de un estudio realizado por PricewaterhouseCoopers (PwC) ante el objetivo del Ministerio de Fomento de elevar la porción del tren en el mercado del tráfico de carga hasta un porcentaje de entre el 8% y el 10% en el horizonte de 2020.

   El informe revela además que este aumento del papel del tren en transporte de mercancías permitiría ahorrar energía equivalente a la que consumen unos 460.000 hogares en todo un año.

   «El transporte de mercancías por ferrocarril es una actividad clave que debe contribuir significativamente al desarrollo de una economía eficiente y baja en carbono, dado que permite un mayor aprovechamiento de las fortalezas energéticas, y la reducción de costes externos y emisiones», asegura el estudio.

- Advertisement -

   En este sentido, indica que duplicar la tasa del tren en traslado de mercancías se traduce en un recorte de emisiones de CO2 equivalente a las que generan 1,1 millones de hogares en un año (1,3 millones de toneladas de CO2), y de emisiones de óxidos de nitrógeno similar a las que generan 360.000 coches en todo un año.

   Para lograr todos estos objetivos, PwC propone un paquete de 22 medidas a abordar por el conjunto de agentes públicos y privados del sector.

SERVICIOS AVE Y REPERCUTIR COSTES.

   Entre dichas iniciativas, destaca su propuesta de prestar servicios regulares de transporte de carga también por las vías de Alta Velocidad, además de aprovechar para este tipo de tráficos las líneas convencionales que vayan quedando libres por la puesta en marcha del AVE.

   Asimismo, el informe de PwC considera necesario que las administraciones públicas articulen mecanismos que permitan «repercutir» a cada medio los costes reales del transporte (de infraestructura, de emisiones y otros costes externos) para «equilibrar así la competitividad modal entre la carretera y el ferrocarril», considerando para ello las estrategias fijadas por la UE, en clara referencia a la ‘euroviñeta’ (peaje para camiones en las autovías).

   También sugiere «replantear la racionalidad de la estructura tarifaria actual» de las infraestructuras ferroviarias y terminales, y flexibilizar sus horarios de apertura y acceso de los trenes, y facilitar acuerdos entre el tren y la carretera para «transformar las rutas en competencia mediante la colaboración entre operadores ferroviarios y logísticos».

   Diseñar una estrategia de transporte intermodalidad, con el ferrocarril como eje central, «racionalizar» las plataformas intermodales, mejorar la productividad del tren para transportar cargas, mejorar las conexiones con Europa y mejorar el acceso y operación de empresas privadas, son otras de las propuestas de PwC en su informe sobre el sector.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés