El gobierno nipón niega la evidencia

Como ya os contamos el otro día, Greenpeace tiene trabajando en las áreas alrededor de la central nuclear de Fukushima/Daiichi a un equipo de expertos en protección radiológica para llevar a cabo una evaluación de la contaminación por radiación que está produciendo la central nuclear.

Nuestro equipo ha podido constatar cómo la actual zona de evacuación de 20 kilómetros alrededor de Fukushima/Daiichi es insuficiente, como demuestra que en la localidad de Iitate, que se encuentra a 40 kilómetros y fuera del área de evacuación, se hayan detectado niveles muy altos de radiación. Estos provocan que en pocos días sus 7.000 habitantes reciban la dosis máxima permitida de radiación para todo un año.

Por ello hemos pedido al Gobierno japonés que amplíe la evacuación y que comience por los niños y las mujeres en estado de gestación, pues son los colectivos más vulnerables a padecer alteraciones como consecuencia de la radiación. Como dijo ayer el responsable de la expedición de Greenpeace, nos sentimos en la obligación moral de informar de nuestros hallazgos y de hacer esta petición al Gobierno.

Sin embargo, el Gobierno nipón niega la evidencia y rechaza aumentar la zona de evacuación, a pesar de que el Gobierno de la Prefectura de Fukushima y el Ministerio de Ciencias japonés han confirmado los niveles de radiación por encima de lo permitido (2), e incluso el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) ha mostrado también su preocupación por los habitantes de la localidad nipona de Iitate (3).

- Advertisement -

Greenpeace.org/

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés