Piden compensaciones para los vecinos afectados por el incendio de las Fragas do Eume

El alcalde de A Capela, Manuel Meizoso, ha pedido a las administraciones que contemplen conceder ayudas económicas a los vecinos del municipio que se han visto afectados por el incendio que se inició el sábado 31 de marzo en el parque natural de las Fragas do Eume y que ha calcinado 750 hectáreas.

   El regidor de uno de los municipios más afectados y en el que se inició el fuego encabezó el acto ciudadano celebrado ante el Ayuntamiento a las 13.30 horas en repulsa del incendio y en el que participaron casi 200 vecinos. También ha estado presente la delegada de la Xunta en la provincia de A Coruña, Belén do Campo.

   Durante el acto, el regidor de A Capela tuvo que controlar el llanto e interrumpir emocionado en varias ocasiones la lectura del manifiesto, en el que mostró su agradecimiento a aquellos que colaboraron en la extinción del incendio, tanto trabajadores como voluntarios y vecinos.

   «No nos va a impedir este estado de dolor por lo perdido y de indignación por lo sucedido, tener muy presente a los efectivos que le plantaron cara a esta lamentable catástrofe», ha manifestado, para situar entre ellos a dos trabajadores del Ayuntamiento «que lucharon durante cuarenta horas sin descanso».

- Advertisement -

   Tras el acto, Manuel Meizoso ha demandado «ayudas a los afectados por el incendio y que lleguen lo antes posible» puesto que la madera de las fincas se venderá a un precio bajo al haber quedado calcinada.

«QUE ACABEN LOS ENFRENTAMIENTOS»

   El regidor de A Capela ha reclamado además a la Xunta que «contacte con los vecinos para replantearse lo que es el parque natural Fragas do Eume», porque «los propietarios del parque son los vecinos». «Yo quiero que se acaben los enfrentamientos entre vecinos y administraciones», añadió, y «que se llegue a un acuerdo para no estar siempre con los mismos problemas» que se arrastran desde la declaración del parque en 1996.

   La Consellería de Medio Rural declaró el incendio controlado a última hora de la tarde de este lunes. Se estima que la superficie calcinada asciende a 750 hectáreas, según la última cifra oficial ofrecida, de la que cerca de 370 se corresponden con terrenos de alto valor ambiental.

   Las brigadas de la Xunta y los más de 300 militares de la Unidad Militar de Emergencias movilizados desde León han permanecido en la zona de las Fragas do Eume para realizar tareas de enfriamiento y vigilancia para evitar que el fuego pueda reactivarse.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés