La costa sur de Mozambique, turismo sostenible

El turismo está aumentando en Mozambique. Esto se debe a sus playas de arena blanca y a su inmensa red de reservas naturales existentes en el país. A esta oferta natural, se suma el encanto de sus ciudades, la riqueza cultural y la gran variedad de platos típicos que permitirán a los visitantes conocer el país africano con la vista y el paladar. Además, una forma de hacer turismo, basada en la solidaridad y la sostenibilidad, está ayudando a que mujeres emprendedoras puedan desarrollar sus negocios orientados al turismo.

La ruta comienza en Maputo, capital del Estado africano. Es una ciudad portuaria caracterizada por sus amplias avenidas y sus manzanas de casas cuadradas. Su fisionomía se debe a la influencia que tuvo la arquitectura portuguesa en la ciudad durante los años 70. El Barrio de Mafalala constituye una visita obligada. Se ha convertido en uno de los centros culturales más importantes del país y en él conviven pacíficamente tres religiones diferentes. La Asociación Iverca, que trabaja para mantener los valores histórico- culturales de la ciudad, ofrece a los visitantes económicas visitas guiadas por los sitios más relevantes de Maputo.

Las localidades de Bilene y Macia ofrecen magníficas vistas a los visitantes y la oportunidad de bañarse en sus aguas cristalinas. Además, los amantes del deporte tendrán la oportunidad de realizar actividades como buceo, snorkel, windsurf, esquí acuático, manejo de motos acuáticas y parasailing. Las opciones de alojamientos son variadas. Los viajeros y viajeras tendrán la posibilidad de dormir en la Casa de la Mujer Mozambiqueña, un albergue perteneciente a la Organización homónima que se encuentra situado en un entorno natural. Esta casa trabaja respetando la sostenibilidad y las personas que allí se alojen ayudarán a las mujeres emprendedoras en el desarrollo de sus proyectos. Otra opción es acudir a la Cassa de Donna Aissa, un lugar tranquilo y acogedor dirigido por Donna Aissa.

Ihnambane es la siguiente parada de la ruta. Es la segunda ciudad más antigua de Mozambique y en el siglo X se convirtió en el puerto más meridional utilizado por los árabes para el comercio de esclavos. Este pasado se refleja en los dhows, antiguos veleros mercantes árabes, que aún pueden verse en el país. Ihnambane, conocida como la tierra de buena gente, es considerada como una de las localidades más bonitas del Estado. Su arquitectura colonial y su cultura la han convertido en uno de los destinos obligados del viaje.

Esta provincia también ofrece al viajero numerosas visitas naturales, como la selva mosaico costera de Inhambane, la sabana arbolada de Miombo meridional o el salobral del Zambeze. Esta zona da a los viajeros y viajeras la posibilidad de descubrir el carácter del mundo rural de Mozambique, caracterizado por vastas extensiones de campos de o machambas. Además, es una de las partes de África mejor protegidas desde el punto de vista medioambiental.

Otro de los puntos clave en esta ruta es Vilanculos, una preciosa localidad que cuenta con un emplazamiento espectacular. Es una de las ciudades más amigables de Mozambique, ya que su ambiente, su colorido mercado y la amabilidad de las personas harán disfrutar a los visitantes. Los amantes del buceo tendrán la oportunidad de disfrutar de la riqueza de la vida marina como el marlin, las barracudas o enormes tiburones.

La naturaleza sigue sorprendiendo al viajero en el Parque Nacional de Gorongosa, que se encuentra en el Gran Valle del Rift. La belleza de sus paisajes naturales y de la vida salvaje que allí habita harán disfrutar a todos y todas. Allí será posible encontrar hasta 500 clases diferentes de aves, además de comunidades de cocodrilos e hipopótamos.

La ruta finaliza en Beira. Esta ciudad es la segunda más grande de Mozambique, después de Maputo. Se fundó en el año 1890, en los tiempos de colonia portuguesa se le dio ese nombre en honor de un príncipe de la Corona de Portugal. Su pasado colonial se refleja en edificios como la Casa dos Bicos y la Estación Ferroviaria. De vuelta a Maputo, los visitantes tendrán la oportunidad de conocer la Isla de Ihnaca, considerada patrimonio biológico de la humanidad.

La ruta sugerida es:

Día 1. Maputo

Día 2. Macia y Balene

Días 3 y 4. Playa de Xai Xai e Ihnambane

Días 5 y 6. Tofo (Isla dos Porcos e Isla dos Flamencos)

Días 7 y 8. Vilanculos

Día 9. Inhassoro

Días 10, 11 y 12. Parque Nacional Gorongosa

Día 13. Beira

Día 14. Fin de la ruta

http://www.canalsolidario.org/ – ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés

Día Marítimo Mundial 2022

Día Mundial de los Ríos 2022

La UE cierra zonas de pesca