Javier Tejera, responsable de comunicación de la Fundación Ecoagroturismo

BioCultura Madrid va a vivir varias actividades relacionadas con el ecoagroturismo. Almudena Sánchez habló con Javier Tejera, responsable de comunicación de la Fundación Ecoagroturismo.

-¿Qué es European Nature System (ENS)?
-Es un proyecto europeo en el que participa la Fundación Ecoagroturismo junto a otras siete entidades de cinco países diferentes, cuyo objetivo es establecer un marco común de cualificaciones y competencias profesionales dentro del sector del turismo rural y de naturaleza en Europa. La idea es, en primer lugar, tratar de poner un poco de orden en un sector algo desordenado, no sólo en España. En segundo lugar, se pretende alcanzar un reconocimiento de los profesionales que trabajan en estas áreas en Europa y favorecer la movilidad laboral entre países miembros de la Unión Europea. Estamos trabajando con tres grandes grupos de profesionales, que engloban a educadores ambientales por un lado, a guías de interpretación del patrimonio natural y cultural en el medio rural y, por último, obviamente a gestores de alojamientos y casas rurales, que es además donde más experiencia podemos aportar, sobre todo desde una perspectiva ecológica y sostenible. Llevamos algo menos de un año trabajando en el proyecto y aún queda camino por recorrer, aunque ya estamos en condiciones de presentar algunos avances.

TENDENCIAS
-¿Cuáles son las últimas tendencias en turismo rural y cuáles las oportunidades futuras?
-El turismo rural está viviendo un momento complicado y difícil. Durante muchos años la oferta ha crecido desordenada, al amparo de muchas subvenciones procedentes de la Unión Europea y, en muchos casos, sin un plan consistente detrás con una visión a medio o largo plazo de lo que podría ser la previsible actividad. Algo parecido a una gallina de los huevos de oro donde todos ganaban con muy poca planificación. Con la crisis económica como contexto y la caída en picado de la demanda nacional, principal mercado emisor para el turismo rural en España, los datos de ocupación y pernoctaciones se están resistiendo y por primera vez parece que la tendencia se puede revertir, comenzando a cerrarse casas. En este sentido, la oportunidad más clara para mí es una vuelta a las raíces, a la verdadera esencia de lo que debe ser una experiencia en el medio rural. No vale con una casa bonita, con unas bonitas prestaciones, en un lugar idílico. Hace falta una vuelta de tuerca y apostar por una oferta integral e innovadora, que se apoye en el patrimonio natural y cultural de la zona, en las tradiciones y las actividades típicas locales, poniendo en valor la riqueza medioambiental pero con un rol activo, no siendo meros espectadores del entorno. El turista puede y debe vivir algo diferente a lo que viviría en un hotel al uso.

-¿En qué medida el turismo rural puede aprovechar las redes sociales?
-Desde luego, en una mayor medida que en la actualidad. Algunos estudios dentro del sector cifran en alrededor de un 10% el porcentaje de propietarios que utilizan Facebook como herramienta de promoción. El porcentaje baja al 5% en el caso de Twitter. Creo que el problema es que falta formación y, sobre todo, el convencimiento de que, bien usadas, las redes sociales pueden ser una magnífica herramienta para interactuar con los clientes y mejorar la visibilidad de un negocio rural. Sin caer en un uso demasiado comercial, porque en realidad las redes sociales deben tener otro rol: el de dar un valor añadido y una experiencia continua a los clientes y potenciales clientes de una casa rural. Para lanzar ofertas y promociones, ya existen otros canales. Precisamente, con la idea de dar algunas claves interesantes, invitamos a todos los propietarios de casas rurales que así lo deseen a participar en el taller de redes sociales que organizamos en BioCultura de la mano de Lola Picazo.

ESPAÑA, FRANCIA, ALEMANIA…
-¿Cómo está España en turismo rural y ecológico en comparación con Francia, Alemania, etc.?
-Justamente me pones dos ejemplos dispares. Creo Francia nos lleva bastante adelanto y en el caso de Alemania la cosa cambia. Con la experiencia que nos está dando el proyecto European Nature System, el contexto allí es muy diferente y la tipología de turismo rural no está muy desarrollada a nivel de alojamientos. Francia si es que es un ejemplo a seguir. Por ejemplo, frente al caos legislativo español (que cuenta con 17 legislaciones y más de 50 tipologías de alojamiento diferentes), en Francia sólo tienen cinco (gîtes ruraux, chambres d’hôtes, gîtes d’etape/ séjour, camping/chalets, gîtes d’enfants). El sello de garantía “Gîtes de France” agrupa desde hace más de 50 años una red que, en la actualidad, cuenta con más de 55.000 casas rurales, más de 10.000 habitaciones en casas rurales y más de 1.500 campamentos rurales y agrícolas, clasificadas todas en base a unos parámetros. Ejemplos como Accueil Paysan, una federación de agroturismo con sede y enorme implantación en Francia, indican que no sólo el alojamiento tiene importante presencia en su oferta, sino también actividades complementarias ligadas al mundo agrario y ganadero tradicional, con una perspectiva ecológica en muchos casos.

 

-Háblanos de «La casa de mi padre» y de lo que se puede aprender de eselibro…

-Creo que “La casa de mi padre” es un libro diferente, que merece tener su espacio dentro de BioCultura, especialmente dirigido a los herederos de la cultura campesina y a sus hijos que ahora viven en la ciudad, ya que incide mucho en la realidad a la que se tienen que enfrentar muchos pueblos y zonas rurales: la del progresivo éxodo y abandono poblacional. “La casa de padre” es un canto a la esperanza, una propuesta de cómo desarrollar de manera local una economía campesina, integrándola en la realidad de una sociedad contemporánea.

-¿El turismo rural y ecológico significa puestos de trabajo en tiempos de crisis? 
-El turismo rural y ecológico significa una oportunidad en tiempos de crisis que, bien aprovechada, puede suponer una revalorización del medio rural en donde tiene cabida y puede dar un valor añadido al cliente, que permita mantener el tipo cuando vienen mal dadas, como en la actualidad. La sostenibilidad tiene que tener una vertiente económica para que una actividad sea rentable, pero sin olvidar la protección medioambiental y sobre todo el equilibrio social y cultural con los destinos. El turismo rural debe ser un vector de fijación de población rural y uno de los ejes a la hora de favorecer la creación de tejido social y productivo en zonas de interior. Un turismo rural ecológico implica coexistir en equilibrio con su entorno, con una visión integral que no se ciña únicamente a su propiedad. En un contexto así, es evidente que puede suponer una innegable oportunidad de crear puestos de trabajo, no sólo directos sino también indirectamente en otros sectores relacionados.

LAS VIRTUDES
-¿Qué otras virtudes tiene el turismo rural y ecológico?
 
-Creo que si algo he aprendido desde que trabajo con la Fundación Ecoagroturismo es que se trata no sólo de una filosofía de trabajo, sino también y sobre todo de una filosofía de vida. A esta escala, la mayoría de asociados que tenemos trabajan en esta línea por convicción, absolutamente por ideales, lo cual es una joya en los tiempos que corren. Tenemos algunos agroturismos que trabajan con más de un 50% de índice de fidelización, lo que indica una manera diferente de hacer las cosas, en donde prima el bienestar del cliente y un trato muy cercano, casi familiar. 

-¿Qué actividades lleva a cabo vuestra asociación? 
-La Fundación Ecoagroturismo nació en 2005 como resultado de largos años de colaboración entre asociaciones e iniciativas individuales relacionadas con el turismo rural, la etnografía y el medio ambiente. Su objetivo fundamental es participar en el fomento y la difusión del trinomio turismo, desarrollo rural y desarrollo sostenible en España y, para ello, desarrolla y participa en proyectos que trabajan en este sentido. En la actualidad, además del mencionado European Nature System y de otras iniciativas de tipo formativo y divulgativo, quiero destacar el proyecto Ceres Ecotur www.ceres-ecotur.es, una iniciativa pionera en nuestro país para crear una red de turismo rural ecológico tomando como referencial el sistema de calidad ecológico europeo ECEAT, bajo criterios de sostenibilidad que miden el nivel de compromiso medioambiental, socio-cultural y económico con el destino de las propuestas.

Almudena Sánchez / The Ecologist
Asociación Vida Sana

 

ECOTURISMO EN BIOCULTURA
LAS ACTIVIDADES

Presentación proyecto europeo European Nature System (ENS) #ruralecotur
Jueves, 8 nov. 18 h. Sala S-16/17
Javier Tejera. Fundación Ecoagroturismo.
Sara Gutiérrez. Koan Consulting

Tendencias del turismo rural ecológico en España y oportunidades futuras 
#ruralecotur
Jueves, 8 nov. 19 h. Sala S-16/17
Modera: Javier Tejera. Responsable de comunicación de la Fundación Ecoagroturismo

Oportunidades para el agroturismo en España #ruralecotur
Viernes, 9 nov. 13 h. Sala S-11
Jean Marie Perrier. Presidente de Accueil Paysan Francia.
Severino García. Responsable de Vacaciones en la Granja y presidente de la Fundación Ecoagroturismo

Taller “Redes sociales y turismo rural sostenible” #ruralecotur
Viernes, 9 nov. 17 h. Sala S-11
Lola López. Profesional especializada en marketing 2.0 y redes sociales aplicados a la gestión del turismo culturaly/o rural.
Inscripción previa: [email protected]

Presentación del libro La casa de mi padre #ruralecotur
Sábado, 10 nov. 13 h. Sala S-15
Jaime Izquierdo. Auto

http://www.vidasana.org/ – ECOticias.com

r

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Qué es la resiliencia

Premio a la mejor receta sostenible

Las mentiras verdes del textil