El Ministerio de Sanidad prioriza la coordinación inter-territorial para mejorar la calidad del aire

El Ministerio de Sanidad ha decidido «priorizar» una adecuada coordinación con los servicios sanitarios de las comunidades autónomas y con otras administraciones «para mejorar la calidad del aire», según ha asegurado la secretaria general de Sanidad, Pilar Farjas, con motivo de la celebración de la jornada ‘Calidad del Aire en la Salud’ que ha organizado la Fundación para la Investigación en Salud (Fuinsa).

   En este acto, en el que han colaborado la Fundación Biodiversidad y los ministerios de Agricultura y Sanidad, Farjas ha indicado que es «necesaria» la sinergia y el trabajo conjunto y «solidario» para el control medioambiental. Además, ha extendido esta apuesta al conjunto de los países.

   Por ello, asegura que el ente ministerial al que pertenece va a trabajar en esta materia «impulsando acciones mas eficientes, optimizando los recursos y evitando perjuicios por acciones ineficaces». Añadido a ello, señala que el Instituto de Salud Carlos III «tiene en marcha importantes programas sobre factores medioambientales».

   Este «compromiso» mostrado por Farjas se debe a que la limpieza del aire que respiran las personas «es un requisito básico» para la salud de las mismas. Sin embargo, advierte de que la contaminación «es una amenaza para ello».

- Advertisement -

   Entre los principales contaminantes existentes en los países desarrollados, la representante del Ministerio de Sanidad ha señalado a las partículas en suspensión, especialmente «al dióxido de nitrógeno y al ozono troposférico». Para ella, «importantes sectores de la población» se encuentran expuestos a ellas, lo que conlleva «posibles repercusiones negativas en su salud».

LA LEGISLACIÓN «HA AVANZADO MUCHO»

   Farjas pone en valor el hecho de que la normativa ambiental haya avanzado «mucho» en los últimos años y vaya regulando «la reducción de las concentraciones máximas de contaminación admisible». Centrándose en España, indica que la Ley de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera ha significado «la actualización de la capacidad de acción de las Administraciones frente a la contaminación atmosférica».

   Por su parte, el secretario de Estado de Medio Ambiente del Ministerio de Agricultura, Federico Ramos de Armas, se ha mostrado en la misma línea que su homóloga en el Ministerio de Sanidad y ha puesto de relieve que 2013 es el Año Europeo de la Calidad del Aire. Ante el problema de la contaminación, explica que los datos «no son para ser alarmistas, pero están ahí».

   Sin embargo, desdeña lo que a su juicio son «mitos», como el de que el aire de España está cada vez más contaminado, lo que no sólo no es cierto, sino que en realidad «ha mejorado». Para él, España «no es uno de los países más contaminados».

   Además, rechaza el dato de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que el 94 por ciento de la población española esté respirando aire contaminado, aunque reconoce que la contaminación en el territorio nacional «no es irrelevante». Por ello, destaca el ‘Plan Aire’ que su ministerio espera aprobar, con el consenso de Administraciones autonómicas y municipales, «en el primer trimestre del año».

   Algunas de las medidas que plantea este informe son «sustituir los vehículos más antiguos y contaminantes por otros más eficientes o concienciar a la sociedad» acerca del problema que representa la contaminación medioambiental, expone Ramos de Armas.

LOS EFECTOS DE LA CONTAMINACIÓN SON MÚLTIPLES

   Por su parte, el presidente de Fuinsa, Alfonso Moreno sostiene que la mala calidad del aire influye «negativamente» en una serie de patologías que «abarcan a la mayoría de especialidades médicas». En este sentido, el miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), Ramón Fernández, advierte de que algunos de los problemas que puede llegar a crear la contaminación es «la inflamación y el estrés oxidativo en el pulmón».

   Otra de las participantes en esta jornada ha sido la jefa del Área de Contaminación Atmosférica del Instituto de Salud Carlos III, Rosalía Fernández, que ha lamentado que la OMS «cada vez tenga un criterio» en sus manifestaciones acerca de factores contaminantes. «Hay que cuantificar los compuestos de las partículas para establecer su efecto», manifiesta al respecto.

   Incidiendo en su discordancia con esta organización internacional, la experta sostiene que «no tiene bien enfocada su política de calidad del aire y salud. Para ella, lo que sí es evidente es que están afectando «las partículas y el dióxido de nitrógeno«, así como el ozono «en las zonas rurales».

   Por último, el miembro de la Sociedad Española de Sanidad Ambiental (SESA), José Jesús Guillén, indica que existen cuatro pilares en los que se debe fundamentar la lucha contra la contaminación, siendo éstos «la medición y el control, la investigación, la comunicación y la legislación».

   Para él, es «fundamental» que se instalen adecuadamente estaciones medidoras y que se intervenga en las fuentes de emisión. La contaminación «se puede prevenir estableciendo objetivos de disminución de emisiones», concluye.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés