Actualizar

jueves, febrero 2, 2023

HUERTOS Plantas medicinales

Las hierbas medicinales han sido fuente de curaciones, de purificación o de trascendencia espiritual en las antiguas civilizaciones, en nuestra Europa y en la vida cotidiana de muchas personas en la actualidad. Hoy las hierbas medicinales constituyen una fuente complementaria a la alimentación para mantener el buen funcionamiento del cuerpo y la buena salud. La mayor parte de las hierbas medicinales no tiene efectos adversos para la salud ni contraindicaciones y al contrario los beneficios de las hierbas medicinales son muchos. Dispón de ellas cultivándolas tú mismo en tu huerto, terraza o balcón.

La visión de la medicina alopática es corta y hace aguas por todas partes. El mundo empieza a descubrir otras formas de medicina no agresivas y más holísticas. En ese aspecto, cada vez toman más fuerza conceptos como “medicina preventiva” y “autogestión de la salud”. Una alimentación sana, variada y suficiente, consciente y responsable, es muy importante a la hora de mantener el equilibrio de la salud.

La utilización de hierbas curativas para ello es esencial. Un uso periódico, recurrente, es determinante. ¿Y qué mejor de poder gozar de ellas frescas y vitales a lo largo de todo el año? Muchas plantas curativas son de fácil cultivo. Puedes dedicar una parte de tu huerto o de tu terraza o jardín para tenerlas siempre a mano. Tu cocina será también más sabrosa.

¿QUÉ PLANTAS?
¿Qué plantas tener en nuestro huerto medicinal biológico? Pues eso es algo que depende de muchas cosas, entre otras de la cantidad de terreno, macetas y/o jardineras de que disponemos. De todas formas, como algunos libros indican, podríamos plantar especies cuyos principios activos sean positivos para esta clasificación.
*Plantas del sistema respiratorio
*Plantas para la digestión
*Plantas para el drenaje, el bienestar y la limpieza de la sangre
*Plantas para la función nerviosa y psíquica
*Plantas antisépticas y cicatrizantes para problemas cutáneos
*Plantas para la próstata
*Plantas femeninas
*Plantas contra las alergias
*Plantas para los bebés
*Cuidados del cuerpo
*Repeler insectos
*Ahuyentar plagas
*Plantas para dormir
*Plantar para estimular el sistema inmunitario
*Plantas para recobrar la energía

LAS VENTAJAS
De todas formas, que nadie se asuste. Para poder gozar de las ventajas que tiene el poder tener un huerto medicinal orgánico… tampoco hace falta mucha cantidad de suelo. A veces, es más el decoro y las ganas lo que realmente importan, más que la cantidad. El poder disponer de un huerto medicinal tiene algunas virtudes.
-La infinita mayoría de plantas medicinales aromáticas se pueden cultivar en espacios reducidos, pues sus tamaños no suelen ser muy grandes, aunque sí lo son sus principios activos.
-En algunos casos, se trata de plantas que no mueren, son perennes. Algunas otras son bianuales. Otras morirán al llegar el invierno y renacerán con la primavera. Si disponemos de poco espacio, podemos barajar bien las posibilidades que nos ofrece el terreno para sacar el máximo rendimiento posible.
-La mayoría de las plantas aromáticas y medicinales de la zona mediterránea son de muy fácil cultivo en el modo agroecológico. Muchas de ellas, además, están adaptadas a formas de vida en las que no es necesario un gran esfuerzo para sacarlas adelante.
-Las plantas medicinales son, o suelen ser, muy aromáticas y especialmente sabrosas. Además, son también ornamentales. Pueden cumplir con funciones muy distintas. Podemos aromatizar nuestro té moruno con hierbabuena fresca y revitalizadora, hacernos una infusión antiséptica con tomillo recién cortado o hacernos un refresco con romero, el ginseng español.
-Las plantas medicinales y aromáticas también realizan diferentes funciones en el huerto, como ejercer el control biológico de plagas y repeler diferentes tipo de insectos. cuando las combinaciones son las correctas. En ese sentido, la bibliografía específica  e Internet nos pueden ayudar mucho. Con esas plantas, también, podemos llevar a cabo diferentes remedios caseros para mantener a raya, en nuestro hogar, a mosquitos y otros insectos molestos.

TIEMPOS ANTIGUOS
Cuanto más sabemos de los tiempos antiguos, más nos damos cuenta de que los grandes jardines de la historia de la Humanidad no sólo tenían plantas ornamentales. En esos jardines tan famosos, orígenes de todo tipo de leyendas, como los jardines colgantes de Babilonia o los jardines flotantes de Xochimilco en México, sus encargados tenían plantas bellas que decoraban los espacios. Además de las flores más exquisitas y de los verdes más vivos, aquellos jardineros y hortelanos utilizaban esos jardines para cultivar plantas comestibles, “espirituales” y/o medicinales. Solemos a veces pensar que las funciones ornamentales y las medicinales son incompatibles, pero es sólo una opinión. La mayoría de las plantas existentes en esos jardines de leyenda cumplían con muchas funciones y todas ellas eran compatibles entre sí. En los jardines botánicas universitarios modernos, que son los tataranietos de aquellos jardines míticos y arquetípicos, se plantaron muchas especies para aprovechar sus funciones y para estudiarlas.

LAS VARIEDADES
Con las variedades no acabaríamos nunca, pero podemos elegir algunas que sean bien conocidas para no complicarnos la existencia.
El cilantro, o perejil chino, se utiliza sobre todo en la cocina asiática y en la norteafricana. Se dice que tiene poder afrodisíaco. La semilla seca es la parte más utilizada. Su infusión es digestiva. Su esencia es utilizada en la industria farmacéutica y en perfumería. En realidad, el cilantro es un poderoso desintoxicante de nuestro organismo. Estamos, como vivimos, expuestos a tantos tóxicos, conviene consumir cilantro periódicamente para depurar nuestro cuerpo.
La albahaca favorece la digestión. Da sabor a mariscos, ensaladas, sopas y pastas. Tiene un aroma muy vivo y bellísimo. Se dice que ahuyenta a ciertos insectos. Por ello, muchas personas tienen tiestos de albahaca en las ventanas.
La menta resulta ideal para bebidas heladas y ensaladas de frutas. Es estimulante, estomacal y antiespasmódica. En infusión está indicada en casos de indigestión y / o aerofagia. Se dice que en aquellos países donde se consume mucha menta son menores los casos de próstata. Combinan conté, en el conocido té moruino, es un poderoso anticancerígeno.
El perejil se puede combinar con cualquier cosa. Se utiliza para calmar el dolor de muelas causado por las caries, para detener el flujo lácteo y las hemorragias nasales. También es conocido por ser abortivo, como la ruda.
El romero da mucha energía a nuestro organismo. Una infusión de romero cada mañana te pondrá a cien. Su cultivo es muy fácil y puede soportar ciertas sequías. Tiene un aroma inconfundible.
El tomillo favorece la digestión, y es un buen calmante de la tos, de las irritaciones del aparato respiratorio y los resfriados. Hay quien toma una infusión de tomillo al día para mantener al galeno bien lejos, pues el tomillo tienen tantas virtudes medicinales que la ciencia aún no las conoce todas. Es un antiséptico superpotente. Donde hay tomillo, los virus y las bacterias no sobreviven. Las aves necrófagas, como el buitre, lo consumen mucho, para purificar su organismo y ahuyentar las infecciones.
El orégano, huele de una forma muy peculiar. Suele utilizarse en polvo, en seco, aunque en fresco también da buenos resultados. En infusión se utiliza contra la tos, bronquitis, insomnio y aerofagia.
La melisa tiene propiedades sedantes y tranquilizantes de las funciones del sistema nervioso. Combate el insomnio y la angustia. Tiene un profundo aroma.
La salvia se usa como tónico digestivo, aunque es conocida porque muchas mujeres la toman para combatir los dolores menstruales. También se la conoce por sus virtudes antiespasmódicas y antisépticas.
La caléndula es antiséptica, desinflamatoria y cicatrizante. Se usa para úlceras y heridas externas. Los ungüentos con caléndula siempre dan muy buenos resultados.
La lavanda es una planta con muchas cualidades, entre las que destaca el ser una planta muy sedante. Su aroma deja la estancia con olor a paz y relax. Externamente puede ser utilizada por sus propiedades antisépticas. En antiguos imperios era muy usada, durante ,las guerras, para limpiar y desinfectar heridas.

TRANSICIÓN
El huerto ecológico es un paso importantísimo para los sistemas de abastecimiento de alimentos y para llegar, sino a la autosuficiencia alimentaria, sí a una menor dependencia del exterior para la alimentación de la población. Si los huertos medicinales ecológicos fueran algo habitual, y si el consumo de plantas medicinales entre los ciudadanos fuera mayor que en la actualidad, sería más fácil la transición hacia formas de sanidad social menos dependientes del petróleo y de las mafias farmacéuticas. Una población que sea socialmente consciente tiene que iniciar ya su camino hacia la transición, y ello incluye menor dependencia de combustibles fósiles, mayor cantidad de alimentos autosuficientes y, no lo olvidemos, una medicina preventiva que tenga por objetivo conservar en todo momento el equilibro de la salud a pesar de las agresiones constantes que recibimos, sean víricas, exposiciones a tóxicos o lo que sea. No puede haber transición sin autoconocimiento y sin autogestión de la salud, al menos hasta allí donde nuestro organismo nos permita. El estar en constante contacto con plantas medicinales tiene también un efecto placebo bien estudiado. Si crees que el consumo de plantas aromáticas te mantendrá sano, tu cerebro fabricará las dopaminas que te ayudarán a mantener en perfecto estado. De la misma manera, también existe el efecto nocevo. Si piensas que estás lejos de
la Naturaleza y que tus hábitos alimentarios y sociales son insanos… tarde o temprano enfermarás.

Santi Alburquerque / The Ecologist
Asociación Vida Sana

http://www.vidasana.org/ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés