Actualizar

domingo, mayo 28, 2023

La mayoría de vascos quiere el cierre de Garoña, y exigen estudios rigurosos sobre el fracking

El 62 por ciento de los vascos está a favor del cierre de la central nuclear de Garoña, mientras que un 20 por ciento preferiría que siguiese funcionando. Además, un 28 por ciento de las personas que han oído hablar del «fracking» cree que se debería prohibir y un 61 por ciento opina de deberían estudiarse los riesgos de esta técnica, según un estudio elaborado por el Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno vasco, con información recogida en mayo.

   El 67 por ciento de la sociedad vasca considera que, entre los diferentes tipos de energía, los que se debería potenciar son la energía solar, la energía eólica y la energía hidráulica.

   Respecto a la energía nuclear, un 53 por ciento opina que sus riesgos son mayores de lo que se dicen, el 22 por ciento que son tal y como se describen, el 14 por ciento menores de lo que se dicen y el 12 por ciento no sabe o no contesta.

   En concreto, sobre la central nuclear de Garoña, la postura mayoritaria (62%) es a favor de su cierre, un 20 por ciento preferiría que siguiese funcionando y un 19 por ciento no sabe o no contesta. El problema del agotamiento de los combustibles fósiles es considerado muy grave por un 23 por ciento y grave por un 51 por ciento.

   A la hora de afrontar esta cuestión, el 60 por ciento se muestra a favor de buscar otras fuentes de energía alternativas para mantener nuestro consumo y modo de vida actual, y un 32 por ciento, por el contrario, considera que habría que cambiar nuestro modo de vida y reducir el consumo. Por otra parte, 7 de cada 10 piensa que en un futuro los vehículos utilizarán un tipo de energía más eficiente que la gasolina o diesel.

«FRACKING»

   El 58 por ciento de la población vasca no ha oído hablar de la técnica para extraer gas denominada «fracturación hidráulica» o «fracking» y, entre las personas que sí han oído hablar de la misma,  un 41 por ciento de la población total, el 53 por ciento se posiciona en contra, el 9 por ciento a favor, el 16 por ciento ni a favor ni en contra y el 22 por ciento no sabe o no contesta.

   Respecto a las medidas a tomar, un 61 por ciento de las personas que han oído hablar del fracking cree que deberían estudiarse los riesgos, un 28 por ciento que se debería prohibir, un 2 por ciento que se debería impulsar y un 9 por ciento no sabe o no contesta.

INFORMACIÓN

   El 60 por ciento de la sociedad vasca se considera informada acerca de los problemas relacionados con el medio ambiente y, además, otorga mucha importancia a la protección del mismo, de forma que 8 de cada 10 personas creen que la protección del medio ambiente es necesaria aunque tenga un costo económico.

   El problema medioambiental que de forma espontánea es mencionado como más importante es la contaminación del aire (38%), seguido del cambio climático (11%), la contaminación en general (9%), la contaminación del agua (8%) y el tratamiento de residuos domésticos (7%).

   La calificación de la protección del medio ambiente y la lucha contra la contaminación como un «problema inmediato y urgente» baja ligeramente desde el año 2004, del 79 al 72 por ciento y se incrementa la consideración como «problema para el futuro», del 16 al 25 por ciento.

   El 57 por ciento de la sociedad vasca se muestra a favor de potenciar las políticas de protección del medio ambiente, a pesar del contexto económico, el 35 por ciento a favor de mantenerlas y tan sólo el 4 por ciento preferiría reducirlas.

   Respecto a la valoración de lo que se está haciendo en Euskadi para proteger el medio ambiente, el 15 por ciento de la ciudadanía considera que se está haciendo mucho, el 57 por ciento cree que lo justo, el 18 por ciento que poco y el 10 por ciento no sabe o no contesta a esta cuestión.

MEDIO AMBIENTE Y VIDA COTIDIANA

   La mayoría de la sociedad vasca afirma llevar a algún tipo de conducta respetuosa con el medio ambiente de forma habitual. Así, el 78 por ciento habitualmente va a pie, en bicicleta o utiliza el transporte público para desplazarse por su localidad, el 75 por ciento utiliza los puntos limpios o llama al Ayuntamiento para deshacerse de electrodomésticos o aparatos eléctricos, el 64 por ciento intenta limitar el consumo de agua por motivos medio ambientales y el 48 por ciento hace lo mismo con la calefacción y el aire acondicionado.

   Los hábitos de consumo sostenibles son menos frecuentes. De esta forma, el 42 por ciento compra habitualmente productos reciclados, el 31 por ciento productos poco envasados o empaquetados y el 19 por ciento productos ecológicos.

   Aunque 8 de cada 10 personas no ha participado nunca en acciones a favor del medio ambiente tales como limpieza de playas o parques o plantar árboles, la mayor parte de la ciudadanía vasca integra la protección del medio ambiente en algunas de sus costumbres. Incluso el 78 por ciento de ella estaría dispuesta a cambiar de hábitos para ser más respetuoso/a con el medio ambiente.

EL RECICLAJE DE RESIDUOS DOMÉSTICOS

   El 83 por ciento de la población vasca afirma separar todos o casi todos los residuos domésticos con el objetivo de reciclar, el 13 por ciento que solo separa alguno. Tan sólo el 3 por ciento de la población no separa ningún tipo de residuo y alega la falta de espacio como principal motivo para no hacerlo. El porcentaje de reciclaje de todos los residuos ha aumentado desde 2004.

   El tipo de residuo que más se separa es el vidrio, en concreto el 93 por ciento de la ciudadanía afirma separarlo habitualmente y el 5 por ciento algunas veces, de forma que sólo el 1 por ciento no lo separa nunca.

   Además, el 75 por ciento considera que debería ser obligatorio en todo Euskadi separar los residuos para reciclar, aunque solo un 27 por ciento de la población ve necesario sancionar a quien no lo haga.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés