Actualizar

lunes, enero 30, 2023

Logroño pondrá en marcha el proyecto Green Tic para limitar el impacto medioambiental de la tecnología

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, ha presentado esta mañana el proyecto que el Ayuntamiento llevará a cabo para reducir el impacto medioambiental que produce el uso de las tecnologías de la información y comunicación (tic); y que ha conseguido ser incluido dentro de un Proyecto Life financiado por la Unión Europea.

   El anuncio ha sido realizado en el mismo día en que se ha dado el visto bueno a la licitación de un inventario de las emisiones de gases con efecto invernadero en la ciudad. Un contrato que, como la alcaldesa ha explicado, conlleva un plan de acción encaminado a lograr el objetivo marcado en el reciente Pacto de los Alcaldes suscrito hace unos días en Bruselas.

   «Nos hemos comprometido a reducir en un 20 por ciento las emisiones de CO2, y como consecuencia incrementar en ese mismo porcentaje el uso de renovables, antes de 2020», ha recordado la primera edil.

   Esta asistencia técnica, que incluye también la medición de la huella de carbono (la contaminación, el CO2 que queda) y en la que se invertirán 18.000 euros, se complementa con otro contrato, también licitado esta mañana por 9.000 euros, que verificará las medidas adoptadas. «Se trata -ha añadido- de una auditoria externa que certificará las acciones realizadas, en un ejercicio de responsabilidad, trasparencia y de cumplimiento con el compromiso que adquirimos con la sociedad».

   El inventario es la primera acción de las contempladas en el proyecto «Green Tic» que ha optado a financiación europea dentro de un «Life» en el que también participan la Fundación del Patrimonio Natural de Castilla y León y la Fundación San Valero de Zaragoza. En total cuenta con un presupuesto cercano a 1.300.000 euros, de los que 339.432 euros corresponden a nuestro Ayuntamiento, con un 50% de financiación europea a cargo del Programa Life.

DESARROLLO DE SEIS «PROTOTIPOS».

   Con estos fondos se contribuirá a financiar las seis acciones que Logroño se ha comprometido a llevar a cabo en formato de «prototipos» a fin de que puedan ser posteriormente implantadas en otros municipios. Además del registro y la consiguiente reducción de emisiones de CO2 al que nos hemos comprometido, los esfuerzos del Gobierno Municipal se centrarán en cinco líneas de actuación más.

   La primera será la implantación de un sistema de monitorización y medición de los consumos eléctricos, para el que se realizará un inventario con datos de actividad (materias primas, productos, energía consumida, instalaciones…) y de factores de emisión. Posteriormente se elaborará un protocolo de reducción con propuestas de mejora.

   La segunda consistirá en la implantación de un sistema de control remoto de la calidad del aire, del ruido… a través del alumbrado público, al colocar microestaciones que integren y transmitan datos. En la ciudad, de momento, como ha confirmado la alcaldesa, la prueba piloto se realizará desde tres puntos de luz, en la Avenida de la Paz.

   La tercera afecta al entorno virtual de gestión documental de las bases de datos corporativas del Ayuntamiento, para la que se instalará un servidor «basado en la política de cero papel y en sistemas lo más ecológicos que puedan en estos momento adoptarse».

   En cuarto lugar se plantea el desarrollo de una aplicación «que captura parámetros del sistema de control remoto de la calidad del aire, ruido y temperatura; que se publicará y por tanto estará a disposición de los ciudadanos a través de la app municipal logroño.es».

   La último de los prototipos que el Ayuntamiento abordará dentro del proyecto «Green Tic» es la elaboración de un protocolo de contratación para el área de informática denominado «compra verde» y que establecerá «parámetros verdes, de no contaminación», siguiendo las normativas europeas y las certificaciones establecidas para ello.

   «Este protocolo será compartido como buena práctica en la Red de Ciudades Inteligentes», tal como ha asegurado Cuca Gamarra, también vicepresidenta de la RECI.

BENEFICIOS Y DESVENTAJAS DE LAS TIC.

   La trascendencia del proyecto «Green Tic», que se desarrollará hasta el 2017, se entiende con datos como los que la alcaldesa ha dado a conocer esta mañana, que indican que «el uso de las tecnologías de la información y la comunicación es responsable de entre un 2 y un 3 por ciento de las emisiones totales de gases con efecto invernadero».

   «Y se prevé que este porcentaje aumente de forma preocupante en los próximos años debido a la generalización de su uso. Las previsiones hablan de un 6 por ciento, el doble que en estos momentos, en el plazo de ocho años, en el 2020», ha señalado.

   Como ha explicado Gamarra, existen tres vías principales para frenar este crecimiento y conseguir una tecnología «más verde, más ecológica»: el análisis del ciclo de la vida de las materias primas que se utilizan en la fabricación de estas herramientas tecnológicas, intentando incrementar su vida útil, que sean respetuosas con el medio ambiente y más reciclables; buscando tecnología que consuma la menor energía posible, tanto en su proceso de fabricación como en su posterior funcionamiento; y que no consuman posteriormente demasiados recursos no renovables (papel, toner…)».

   La alcaldesa, no obstante, ha hablado también de los beneficios medioambientales que pueden reportar las tic, ya que «contribuyen a desarrollar servicios importantes para una mejor gestión y gobernanzas medioambientales; reduciendo los consumos de energía y de materiales; mejorando la utilización de la energía, el transporte, la gestión de los edificios, por poner unos ejemplos».

   En este sentido, Gamarra ha recordado los sistemas ya implantados en el Ayuntamiento, y en concreto en el área de Deporte, que está reportando grandes ahorros económicos y ambientales al Ayuntamiento.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés