Actualizar

miércoles, febrero 8, 2023

La ganadería extensiva es la ‘gran ignorada’ de la reforma de la PAC

La sectorial de ganadería de APAG Extremadura Asaja ha considerado un hecho «incomprensible» que la ganadería extensiva haya sido la «gran olvidada» de la nueva reforma de la PAC, sobre todo si se tiene en cuenta que el «principal pilar» de dicha reforma del comisario Dacian Ciolos era producir bajo sistemas de producción «más sostenibles con el medio ambiente».

   En nota de prensa, esta organización agraria ha defendido que la ganadería extensiva es el «mejor ejemplo» de ello, por lo que su sectorial ha mostrado la preocupación por la «fragilidad» de este tipo de ganadería.

   Así, ha indicado que pretende «sensibilizar» a los responsables de las instituciones nacionales y autonómicas para que, en el marco de la negociación de la futura PAC, tengan en cuenta que la ganadería extensiva «existe, ya que ha sido la gran olvidada de los borradores de reglamentos PAC y de las negociaciones del trílogo».  

   «Por eso, si no comenzamos a potenciar y premiar la ganadería extensiva, su extinción será inevitable, con la consiguiente desaparición de los paisajes de alto valor ecológico, la multiplicación de incendios forestales y el éxodo de las poblaciones rurales», ha destacado el presidente de esta sectorial, Juan Metidieri.

   Una parte importante del territorio español, en general, y del extremeño, en particular, está ocupado por superficies herbáceas, arbustivas y arbóreas, de suelos pobres, poco profundos y precipitaciones muy irregulares, en las cuales el pastoreo de la ganadería extensiva es la «única alternativa de producción, y por tanto el único medio de vida de muchas zonas rurales».

   Este tipo de ganadería constituye un «elemento sustancial» para el mantenimiento del paisaje tradicional de estas áreas, como son las dehesas, superficies de montaña y pastizales, aportando con su manejo, ha indicado, los «ingredientes necesarios para convertir estas áreas en ecosistemas de alto valor ecológico».

   Por tanto la ganadería extensiva ejerce una «importante labor» medioambiental, ya que «aporta nutrientes al terreno, aprovecha los recursos, previene incendios forestales, etc; así como una labor social, ya que fija la población rural al territorio», ha indicado.

SOLICITUDES A CAÑETE

   Por todo ello, la sectorial de APAG Extremadura Asaja ha solicitado al ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, que su departamento, a la  hora de establecer la regionalización, tenga en cuenta que las zonas situadas en las regiones objetivo 1 «necesitan más apoyos que el resto».

   También ha puesto de manifiesto que si el gobierno quiere que la ganadería sea «competitiva» en el mercado europeo, «tendrá que buscar las herramientas para que los ganaderos cobren una ayuda por superficie equiparable a la que reciben los ganaderos europeos».

   También cree la organización que «debe ser obligatorio para poder cobrar las ayudas, que las superficies de pastos tengan asociada una carga ganadera mínima».

   Por otra parte, APAG Extremadura Asaja ha pedido al Ministerio de Agricultura que incorpore, en la regionalización, el importe de la prima base y la complementaria a la vaca nodriza, para el cálculo del nuevo pago básico.

   Debido a que la ganadería extensiva se ubica en las superficies de terreno «más pobres, donde el único aprovechamiento posible es el sistema ganadero», estos deberían recibir «más apoyos que el resto de sectores productivos», ha indicado la organización profesional agraria.

   Es por ello que ha solicitado que a las superficies donde se ubique la ganadería extensiva se les considere «zona desfavorecida por definición» y se dote a éstas con el pago de zonas con limitaciones naturales contemplado en el primer pilar de la PAC.

   Del mismo modo, ha considerado necesario que la ganadería extensiva «siga recibiendo apoyos de los pagos asociados». Para ello es «imprescindible» que la partida de pagos asociados se dote con el «mayor presupuesto posible» para que la ganadería extensiva pueda recibir unas «adecuadas ayudas dentro de este capítulo».

   Finalmente, APAG Extremadura Asaja ha propuesto que se cree una línea de ayuda agroambiental dentro de los programas de desarrollo rural y así «premiar» la «importante labor» medioambiental que realiza la ganadería extensiva.

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés