Actualizar

miércoles, febrero 8, 2023

BIOCULTURA BILBAO y la pesca sostenible

Sin embargo, a pesar de la importancia de los datos, que son contundentes, la pesca artesanal y a pequeña escala es una actividad económica en regresión y especialmente vulnerable ante la falta de atención y apoyo por parte de las políticas públicas de muchos países. Dicha desatención genera abandono de la actividad, pobreza, emigración, desarraigo y marginación.

Más de 200 millones de personas en el mundo practican la pesca artesanal. Proporciona alimento a más de 2.000 millones de personas. Aporta el 50% de pescado para el consumo humano en el mundo. Genera empleo local, fija población al territorio y dinamiza social y económicamente a muchas poblaciones costeras, fluviales y lacustres dependientes de estos ecosistemas. Contribuye a la sostenibilidad social, ambiental y económica más que ningún otro sistema productivo pesquero. Sin embargo, la pesca industrial diezma la diversidad, arrasa con los recursos y beneficia sólo a unos pocos. Una charla de Greenpeace en BioCultura Bilbao tiene por objetivo dar a conocer la pesca sostenible y difundir sus virtudes entre los consumidores responsables.

Sin embargo, a pesar de la importancia de los datos, que son contundentes, la pesca artesanal y a pequeña escala es una actividad económica en regresión y especialmente vulnerableante la falta de atención y apoyo por parte de las políticas públicas de muchos países.Dicha desatención genera abandono de la actividad, pobreza, emigración, desarraigo ymarginación. Mientras, la pesca industrial beneficia sólo a unos pocos capitalistas y arrasa con los recursos de todos…

GESTIÓN RESPONSABLE
Para Greenpeace, una pesquería sostenible es aquella que puede mantenerse de forma indefinida sin comprometer la viabilidad de la población de la especie objetivo y sin ejercer un impacto negativo sobre otras especies dentro del ecosistema, incluidas las personas. 

Si bien la complejidad y escala de la actual crisis pesquera implican que no existe una solución simple y única, Greenpeace ha elaborado una serie de principios básicos para una pesca sostenible basados en el Código de Conducta para la Pesca Responsable de la FAO. Según estos principios, una pesquería sostenible:
-Está gestionada desde una perspectiva centrada en el ecosistema
-Ayuda a proteger especies y hábitats sensibles
-Mantiene las poblaciones de todas las especies objetivo en un nivel saludable
-Utiliza métodos de pesca selectivos
-Mantiene la biodiversidad de las otras especies asociadas a la pesquería
-Minimiza el consumo de energía, productos químicos y residuos
-Opera de manera social y económicamente justa y responsable
-Facilita siempre el origen de todo su pescado desde el punto de captura hasta el punto de venta.

ALTERNATIVAS
Marta Cavallé Abadal es técnico de proyectos de Fundación Lonxanet. Es bióloga. Nos asegura: “En Fundación Lonxanet estamos convencidos de que todos los sistemas productivos pueden hacer esfuerzos, avanzar y mejorar su sostenibilidad; aunque reconocemos que, actualmente, la pesca artesanal es la que contribuye a la sostenibilidad social, ambiental y económica más que ningún otro sistema productivo pesquero. El desafío está en cómo restaurar la confianza entre el propio sector pesquero y entre éste y la Administración. Cambiar el modelo de gobernanza mediante metodologías participativas como las empleadas en dos comunidades costeras de Galicia que culminaron con la creación de dos Reservas Marinas de Interés Pesquero cogestionadas -“Os Miñarzos” y “Ría de Cedeira” es importante-. Se trata de procesos que promueven la corresponsabilidad, la colaboración y la cooperación entre usuarios; la eficacia y eficiencia de su gestión y, por ende, la mejora progresiva del estado de sus recursos”..

DATOS DE LA FAO
En el último informe ICES se habla de una leve mejoría de algunos stocks en los mares europeos (merluza norte, caballa…), pero, desafortunadamente, según datos de la FAO, el 85% de las pesquerías mundiales se encuentran completamente explotadas, sobreexplotadas, o bien agotadas. Casi todos los estados hacen esfuerzos para regular la explotación de los recursos bajo criterios de sostenibilidad. Sin embargo, la situación global de los océanos no ha mejorado, de hecho solo el 1% de las pesquerías del mundo parece recuperarse de la sobreexplotación. Marta Cavallé comenta: “Sin embargo, los procesos de Reserva Marina de Interés Pesquero cogestionada son un camino para poder cambiar estas cifras. Afortunadamente, estos modelos parece que van cobrando importancia y se van replicando de manera similar en otras partes del país. Es el caso del comité de cogestión del sonso, en Catalunya, donde se han notado importantes resultados también”.

Pablo Bolaño
Asociación Vida Sana

TOMA NOTA
PESCA SOSTENIBLE EN BIOCULTURA
OCÉANOS: PESCA SOSTENIBLE Y CONSUMO RESPONSABLE

Sábado 11 h. Sala 2. Nivel 5
Marta González. Responsable de la campaña de Océanos
de Greenpeace.
Organiza: Greenpeace
www.greenpeace.es

ESPECIES AMENAZADAS
CAMBIA DE HÁBITOS
Hay varias guías de consumo responsable, en las que diferentes organizaciones alertan de aquellas especies que no se deben consumir y las que se puede pero con moderación. Ya nos podemos imaginar que justamente aquellas especies más comunes dentro de nuestro consumo son las que están sometidas a mayor presión pesquera. Entre ellas destaca el atún, el bacalao, la merluza, el rape, la anchoa… En cambio, hay muchas especies de procedencia de pesca artesanal que no están valoradas comercialmente y que pueden ir sustituyendo o dejando reposar a las primeras.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés