Asturias hace otro favor más a las electricas con los eolicos del Occidente

El Gobierno de Asturias ya procedió a regalar a las empresas eléctricas una prorroga en la validez de las autorizaciones ambientales que tenían aprobadas para sus numerosos parques eólicos con la disculpa de la incertidumbre económica del retorno de la inversión a acometer, situación esta que nada tiene que ver con el medio ambiente que se evalúa en los EIA.

Hoy el Bopa publica un nuevo Decreto de prorroga sobre procedimientos para la autorización de parques eólicos por el Principado de Asturias sin atender las alegaciones presentadas por la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies contra dicha tramite que solo buscar favorecer a las empresas eléctricas y pagar favores que desconocemos.

El Gobierno de Asturias ya procedió a regalar a las empresas eléctricas una prorroga en la validez de las autorizaciones ambientales que tenían aprobadas para sus numerosos parques eólicos con la disculpa de la incertidumbre económica del retorno de la inversión a acometer, situación esta que nada tiene que ver con el medio ambiente que se evalúa en los EIA.

En Asturias están en funcionamiento 15 parques eólicos con 399 molinos y una potencia instalada de 372 Mw. Hay proyectados otros 92 parques con 1.166 molinos con una potencia instalada de 2618 Mw., en todos estos años de tramitación solo 10 parques han renunciado a su instalación después de tener las autorizaciones, estando todos los demás pendientes.

El Decreto 216/2012, de 23 de octubre, de primera modificación del Decreto 43/2008, de 15 de mayo, sobre procedimientos para la autorización de parques eólicos por el Principado de Asturias, modificó la Disposición transitoria única de esta norma, con el fin de posibilitar la obtención de una prórroga para la puesta en servicio hasta el 31 de diciembre de 2014, ahora se prórroga hasta 31 de diciembre de 2019.

Esta segunda ampliación lineal 5 años más para todos los proyectos, cuando algunos ya tienen la autorización desde hace varios años y por tanto esta caducada. La intentan justificar la medida diciendo que las causas del retraso en la ejecución de los proyectos no son imputables a los promotores de los parques eólicos, cuando no resulta cierto, porque los promotores tienen todas las autorizaciones ambientales, autonómicas y municipales, por lo que si los parques no se están ejecutando es solo por su interés económico.

Hay que recordar que a cuentas de estos proyectos de parques eólicos se están acometiendo obras eléctricas con un considerable impacto ambiental y coste publico, como son las líneas y subestación de Red Eléctrica y de las distribuidoras con la disculpa de evacuar la producción eólica de esos parques proyectados que igual nunca se hacen, pero si están ejecutando con dinero publico varias líneas de alta tensión, como la de Boimente a Pesoz de 400 KV, o las subestaciones de San Marina-Grao, Buspol-Salas, Palo-Allande, Pesoz.

Sorprende una vez mas el Gobierno Asturiano con otro favor a las eléctricas con esta nueva prorroga en sus autorizaciones ya caducadas, cuando no ha cumplido el marco legal de realizar un el conjunto que supones los eólicos futuros y las instalaciones asociadas una Evaluación de Impacto Estructural que establece el “Decreto Legislativo 1/2004 del Principado de Asturias, de 22 de abril, por el que se aprueba el Texto Refundido de las disposiciones legales vigentes en materia de ordenación del territorio y urbanismo” por afectar a numerosos núcleos de población de forma conjunta.

La propuesta aprobada vulnera el actual marco legal recogido en la Ley 21/2013 de Evaluación Ambiental

Artículo 43. Vigencia de la declaración de impacto ambiental.

La declaración de impacto ambiental del proyecto o actividad perderá su vigencia y cesará en la producción de los efectos que le son propios si, una vez publicada en el «Boletín Oficial del Estado» o diario oficial correspondiente, no se hubiera comenzado la ejecución del proyecto o actividad en el plazo de cuatro años. En tales casos, el promotor deberá iniciar nuevamente el trámite de evaluación de impacto ambiental del proyecto, salvo que se acuerde la prórroga de la vigencia de la declaración de impacto ambiental en los términos previstos en los siguientes apartados.

No deja de ser sorprendente ese continuo empeño del Gobierno del Principado por favorecer a las empresas eléctricas en detrimento de los asturianos, que tenemos que sufrir sus impactos y pagar sus errores.

Coordinadora Ecoloxista d’Asturies

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Otras noticias de interés

Qué es la resiliencia

Premio a la mejor receta sostenible

Las mentiras verdes del textil