Una política ‘nefasta’ en la gestión de los ríos causan el desbordamiento del Ebro

Es absurdo pretender que un río con el volumen alcanzado por el Ebro este pasado fin de semana pueda sujetarse y ceñirse al canal en el que han convertido al cauce natural del río.

Con esta nueva avenida del Ebro a su paso por La Rioja, se pone una vez más de manifiesto el fracaso del modelo de gestión que la Confederación Hidrográfica del Ebro puso en marcha en la década de los sesenta, mediante la construcción de escolleras y defensas que han dejado al río más caudaloso de España encorsetado y encajonado en un minúsculo cauce. Por este motivo, en épocas de avenida el río se desborda y causa grandes daños al reventar las defensas.

Es absurdo pretender que un río con el volumen alcanzado por el Ebro este pasado fin de semana pueda sujetarse y ceñirse al canal en el que han convertido al cauce natural del río.

Absurdo es todavía más, que el portavoz del sindicato ASAJA afirme que la culpa del desbordamiento la tienen “los ecologistas”, como si la conservación de los ríos tuviera algo que ver con la falta de inteligencia de quienes son incapaces de entender que 2000 m3 por segundo no pueden discurrir por un cauce tan estrecho.

- Advertisement -

Ecologistas en Acción de La Rioja solicita a la Confederación Hidrográfica del Ebro que se retranqueen las defensas para darle mayor anchura al cauce del Ebro, algo que ya se está haciendo en el Norte de Europa.

También nos consta que el retranqueo de defensas se está planificando en otras zonas de la cuenca del Ebro y del río Cinca en Aragón.

Con esta medida se garantizaría que nunca más el río vuelva a desbordarse y que dispone de un cauce lo suficientemente ancho para no tener que estar año sí año también dilapidando decenas de millones de Euros del dinero de todos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés