Uno de los principales beneficios de la apiterapia es inhibir las enfermedades autoinmunes

Su relación con las abejas viene de antaño. “Teníamos abejas y miel, era conocedora de sus propiedades terapéuticas y entendía que aquí podía tener posibilidades de negocio”.

La apiterapia constituye una magnífica vía para mejorar la salud. Así lo corrobora Leonor Varela Calvelo, apiterapeuta gallega que tiene su centro de consultas en el municipio coruñés de Santa Comba, y cuyo negocio se encuentra expansión tras el éxito cosechado en los últimos tiempos.

Su relación con las abejas viene de antaño. “Teníamos abejas y miel, era conocedora de sus propiedades terapéuticas y entendía que aquí podía tener posibilidades de negocio”.

Se puso manos a la obra, su formación inicial se complementó con dos intensos años de estudio en Pamplona, un aprendizaje que no ha parado desde entonces, sino que se ha mantenido en el tiempo, siempre atenta a las últimas novedades, ella lo califica como un trabajo “bonito, interesante y gratificante”, toda vez que le permite desarrollarse profesionalmente en su tierra y, más concretamente, en el ámbito rural.

- Advertisement -

Se trata, tal y como explicó ante los micrófonos de Radio Voz Galicia, en el marco del programa educativo Ecovoz, de un tratamiento natural que utiliza las propiedades terapéuticas del veneno de las abejas (apitoxina), que inoculan a través de su aguijón, y se aplica en diferentes partes del cuerpo en cantidades microdosis para hacer frente, con efectividad, a determinadas dolencias y obtener así sus beneficios analgésicos y antiinflamatorios, potenciando la respuesta inmunológica del organismo.

Las ventajas de esta terapia natural ya eran conocidos en la antigüedad, pudiendo remotarnos a las civilizaciones egipcia, griega y china. Si bien el veneno de la abeja tiene más de 40 componentes, únicamente 7 de ellos tienen finalidades terapéuticas y medicinales.

Es el caso de la “Melitina”, componente de mayor presencia con capacidad para inhibir las causas que producen las enfermedades autoinmunes, actúa sobre la falta de leucocitos, estimula la producción de cortisol, ayudando en el tratamiento de las enfermedades inflamatorias. Resulta, por tanto, de gran utilidad en el tratamiento de enfermedades del sistema músculo-esqueléticos tales como artritis, artrosis, tendinitis, fibromialgias, gota, codo de tenistas, migrañas y dolores articulares, entre otras.

No obstante, la apiterapia también puede tener fines preventivos a través de la propia miel, el polen o la jalea real. Asimismo, tal y como avanzó, está emergiendo su uso con carácter estético y como sustituto del tradicional bótox, poniéndose ya de moda entre las estrellas de Hollywood y personas de la alta sociedad.

Si bien la apiterapia no era muy conocida hace años, lo cierto es que está emergiendo una sólida generación de apiterapeutas con grandes perspectivas. Tal y como manifestó Varela Calvelo, la mejor publicidad es el boca a boca, haciendo posible que hoy muchos ciudadanos apuesten por este tipo de tratamientos 100% naturales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés