Alimentos bio: una solución para tu salud y la del mundo

Durante el confinamiento por el COVID19 aumentó de forma exponencial el interés de las personas por los alimentos bio, ya fuera para informarse de qué son y qué beneficios tienen, como para adquirirlos y comenzar un cambio positivo en su dieta y en su vida.

¿Qué son los alimentos BIO?

Los alimentos Bio u orgánicos son todos aquellos cuya producción o su elaboración, se realiza de manera sostenible en todas sus etapas.

Eso descarta los cultivos tradicionales del tipo monocultivo, el uso de todo tipo de químicos, los procesamientos desnaturalizantes o los OMG (organismos modificados genéticamente), entre otros.

Materias primas de los alimentos bio

El agua es un factor muy importante que los productores de alimentos bio valoran y protegen empleando sistemas eficientes de riego y/o de abrevaderos, reciclándola y evitando cualquier tipo de contaminación.

Además, se protege la biodiversidad y las especies autóctonas. El objetivo es que la producción de alimentos bio sea sostenible y que se recuperen los sabores, colores y texturas originales.

Vegetales

Todos los vegetales comprendidos dentro de los alimentos bio, ya sean que se vendan frescos, secos, en conserva o integrando alguna comida preparada, tienen que ser producto de la llamada agricultura orgánica, es decir aquella cuyos frutos son tanto ambiental, como social y económicamente sostenibles. 

Para ello se deben impedir las practicas destructivas de la agricultura tradicional, evitar los monocultivos y obviar el empleo de pesticidas, fertilizantes o herbicidas artificiales. En su lugar se procede a hacer desmalezamientos someros, se usan técnicas biológicas para el control de plagas, se emplean abonos naturales y se rotan los cultivos para no agostar las tierras.

Animales

Ya sea en la producción de carnes, como en la de los diversos subproductos (huevos, lácteos, etc.) los animales no pueden sufrir maltratos de ningún tipo, por lo que las antiguas prácticas de criarlos en jaulas y casi sin movimiento, para que solo produzcan o engorden están absolutamente prohibidas, así como los sacrificios dolorosos.

Otro de los puntos de gran importancia en la producción de alimentos bio es que, a los animales no se les pueden administrar ni medicamentos preventivos (como antibióticos o tranquilizantes) ni hormonas de crecimiento, en ninguna de las etapas de su vida. En cuanto a la alimentación debe ser siempre sana y de origen orgánico.

La pesca y la acuicultura ya sea de mariscos como de peces, debe realizarse de manera sostenible. Se prohíbe las prácticas pesqueras destructivas, se fomentan las vedas en épocas de reproducción y se impide que los animales criados en cautiverio sean medicados u hormonados, entre otras muchas normativas.

Etiquetado de alimentos BIO

Para que los alimentos se consideren Bio y sean etiquetados como tales, al menos el 95% de sus ingredientes deben provenir de plantas y/o de animales producidos de manera sostenible. Las normas de la UE exigen que este tipo de alimentos tengan la aprobación de alguno de los organismos de certificación habilitado para tal fin.

Los alimentos BIO u orgánicos deben ser lo más naturales posibles y hay elementos como los colorantes, los edulcorantes, los saborizantes y los aromatizantes químicos, que mayoritariamente están prohibidos, a excepción de los que integran la lista de los ingredientes no orgánicos permitidos en la UE (que no pueden superar el 5% de la composición final).

Luego de que un alimento haya recibido la calificación de orgánico o BIO, los organismos certificadores son los encargados de realizar inspecciones periódicas, con el fin de garantizar que se cumplen con todas las normativas y regulaciones vigentes, en cuanto a métodos de producción, manipulación, transporte, etiquetado, etc.

¿Dónde conseguir alimentos BIO?

Una de las pegas que se solía poner al consumo de los alimentos Bio es que no era factible conseguirlos en las grandes superficies, algo que de a poco está cambiando. Ante la realidad de que los clientes los exigían, los comercios han entendido que no solo es importante complacerlos, sino que resulta muy bueno para su imagen, ofrecerlos.

Si bien la mejor forma de hacerse con ellos es adquirirlos directamente a los productores, no todos están en condiciones de hacerlo. Por suerte, crece el número de negocios físicos que ofrecen este tipo de alimentos sanos, junto con una gran cantidad de opciones orgánicas de cosmética, limpieza de hogares y hasta ropas, calzado y complementos ecológicos.

Si hablamos de comercios online, las opciones son casi infinitas. Los hay muy específicos, como los que solo venden alimentos Bio para bebés, hasta quienes tiene una gama tan amplia como variada. Gracias a estas opciones online, durante el confinamiento a muchas personas les fue fácil encontrar este tipo de productos y hacerse con ellos con total seguridad.

¿Bajó el precio de los alimentos BIO?

Quienes consumen habitualmente y desde hace años estos alimentos bio han comprobado la veracidad de la teoría de que, cuantas mas personas pidan este tipo de comidas sanas, nutritivas y de producción sostenible, menores serían los costos de producción y obviamente el precio final se vería reducido. A día de hoy esta es una realidad palpable y comprobable.

El agua y los alimentos BIO

No solo de comida se alimenta el ser humano. Dado que mas del 70% del cuerpo está compuesto de agua, es necesario complementar el consumo de los alimentos Bio con aguas de buena calidad, que tengan los niveles adecuados de minerales, pH y residuos. Tomar agua de la mejor calidad posible, también es una inversión en salud.

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés