Jóvenes agricultores ecológicos gallegos, una lección para todos

Los inicios, tal y como es habitual en este tipo de iniciativas, están siendo “muy duros”. Su total dominio de la teoría se traduce ahora en una aplicación práctica no exenta de dificultades.

Eloy Galán es uno de los jóvenes agricultores ecológicos que ha comenzado su actividad profesional desde el emprendimiento y con la ilusión de que su proyecto vaya creciendo a la par que lo hace su esfuerzo. Formado durante cuatro años en el Centro de Promoción Rural de Fonteboa, en Coristanco (A Coruña), se lanzó a esta aventura con el apoyo de sus profesores y mentores. Estudió un ciclo medio de Producción Agropecuaria y luego se especializó en ganadería y asistencia en sanidad animal. Así lo explicó ante los micrófonos de Radio Voz Galicia, en el marco del programa educativo Ecovoz, donde valoró su paso por la escuela con la máxima calificación: un 10. Su proyecto de fin de curso le valió para adentrarse en el sector profesional, en el que lleva menos de un año. Quería hacer “algo real y enfocar mi futuro”.

Los inicios, tal y como es habitual en este tipo de iniciativas, están siendo “muy duros”. Su total dominio de la teoría se traduce ahora en una aplicación práctica no exenta de dificultades. Gestiona él solo un invernadero que ocupa una superficie de 1.600 metros cuadrados y en el que cultiva productos de temporada (repollo, brócoli, coliflor, acelga y espinaca, entre otros).

Cuando estaba en período de prácticas conoció a unos productores del municipio de Cesuras (A Coruña) que estaban trabajando en un proyecto de “ecocomedores” con alguna guardería y algún centro escolar. Entre cuatro explotaciones decidieron formar una asociación a fin de darle mayor profesionalidad a esta iniciativa. De ahí emergió ALEGA (Asociación de Labregos Ecolóxicos de Galicia). La conforman jóvenes menores de 30 años que ahora han logrado trabajar con 14 colegios y 3 guarderías de distintos puntos de la provincia de A Coruña, a los que entregan sus productos con carácter quincenal o mensual, llegando en algunos casos a las propias familias.

Labores de formación y divulgación

Se están dando a conocer. La prensa constituye un medio para ello, pero el más efectivo es, a juicio de Eloy Galán, el “boca a boca”. Su labor, no sólo se circunscribe a la producción, sino que llevan a cabo igualmente tareas de formación y divulgación. Antes visitaban colegios para dar a conocer sus artículos, pero ahora son éstos los que se ponen en contacto con la asociación. “Vamos creciendo poco a poco”, asegura. Además de servir la mercancía, ofrecen a las escuelas la posibilidad de visitar sus explotaciones para que puedan conocer la forma de cultivar y también ofrecen charlas para que los escolares descubran la temporalidad de los productos.

Su objetivo, tal y como asegura este joven emprendedor, es “producir, producir y producir”, confiando en que todo su trabajo tenga una recompensa en el futuro y su proyecto agrícola llegue a ser todo un referente en el sector ecológico.

Fuente: Sogama

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Otras noticias de interés