Merino (PP) visita las instalaciones la Cooperativa de Nuestra Señora de Abona (Tenerife) equipadas con fondos del PDR

En la actualidad, la Cooperativa Nuestra Señora de Abona, según destacó su presidente, Juan Pedro González, se encuentra en una situación de transición, diversificación y consolidación de nuevas áreas de negocio. Se han acometido distintas modificaciones que han dado lugar a un mayor interés hacia el mercado interior, un vivero ecológico de plantas y una red de riego. Ocupan actualmente el sexto lugar en Tenerife en exportación de tomates.

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Gobierno de Canarias, Pilar Merino, visitó hoy la Cooperativa Nuestra Señora de Abona, en el municipio tinerfeño de Arico, donde tuvo ocasión de recorrer diversas instalaciones que se han llevado a cabo con cargo a fondos provenientes del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Canarias 2007 – 2013.

 

En compañía del presidente de la entidad, Juan Pedro González, y del director del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria, Guillermo Díaz Guerra, Merino acudió a dos invernaderos equipados conforme a lo establecido en la Estrategia para el sector del tomate de exportación, y pudo conocer los trabajos que está desarrollando la cooperativa para la búsqueda de nuevas variedades de semillas.

 

Conforme a la línea de subvenciones para la instalación de jóvenes agricultores, inversiones colectivas y modernización del Programa de Desarrollo Rural se ha edificado un invernadero de 6,5 metros de altura destinado a la producción ecológica de tomates, que ha supuesto una inversión de unos 77.000 euros de los que 57.700 proceden de fondos europeos. Está equipado con mallas metálicas, doble puerta y sistema de refrigeración.

 

La segunda instalación, un invernadero para germinación de tomate y hortícolas, contó con un presupuesto de 52.000 euros, con una subvención europea de 39.300 euros. Destinado también a agricultura ecológica, se verá completado este año con nuevos fondos procedentes del PDR.

 

En la actualidad, la Cooperativa Nuestra Señora de Abona, según destacó su presidente, Juan Pedro González, se encuentra en una situación de transición, diversificación y consolidación de nuevas áreas de negocio. Se han acometido distintas modificaciones que han dado lugar a un mayor interés hacia el mercado interior, un vivero ecológico de plantas y una red de riego. Ocupan actualmente el sexto lugar en Tenerife en exportación de tomates.

 

Cuenta con un centenar de socios y ocupa 36 hectáreas de cultivo, de las que 12 se destinan a exportación y 24 al mercado interior, si bien en su mejor momento llegó a tener 75 hectáreas destinadas a cultivos de exportación.

 

Da empleo estable durante todo el año a una veintena de personas, y en 2008 comercializaron 184.000 cajas de tomates de seis kilos y 1,6 millones de kilos de hortalizas. Además, distribuyeron 1,2 millones de pipas de agua e insumos por valor de 1,5 millones de euros.

 

 

ECOticias.com – ep

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés