Queremos poder elegir el atún más sostenible

Has leído bien, no sólo se trata de que el atún haya sido capturado con un arte sostenible que respete el medio marino y garantice el futuro de la pesca

¿Es el atún protagonista de tu lista de la compra? En Greenpeace es parte de la lista de tareas: Queremos poder elegir el atún más sostenible y que respete a las personas.

Has leído bien, no sólo se trata de que el atún haya sido capturado con un arte sostenible que respete el medio marino y garantice el futuro de la pesca, sino que también sea fruto de acuerdos pesqueros con terceros países que tengan en cuenta factores de justicia social para con las personas que viven del recurso.

Desde Greenpeace hemos comenzado una investigación que evalúa las principales marcas de atún en España. Con los resultados queremos ayudarte a elegir la mejor conserva y provocar un cambio en la industria atunera.

Nos hemos puesto en contacto con los principales supermercados ya evaluados por Greenpeace en años anteriores, para que nos cuenten su política de compra de pescado en referencia al atún y su marca propia y cuáles son las condiciones laborales de los trabajadores, directa e indirectamente relacionados. También nos hemos puesto en contacto con las principales marcas como Albo, Calvo, Campos, Consorcio Conservero, Frinsa, Isabel, Ortiz y Rianxeira.

España posee una de las principales flotas atuneras del mundo con barcos españoles y de otras banderas como Panamá, Curaçao, Seychelles, Sierra Leona, el Salvador, … La Unión Europea financia con más de 150 millones de euros los acuerdos pesqueros en países por todos los océanos y la flota atunera española es la principal beneficiada. El atún que llega a nuestros hogares puede venir de países como Cabo Verde, Comoros, Kiribati, Madagascar, Mozambique, Seychelles, … entre otros.

Pero… es hora de reaccionar, ¡quiero información sobre lo que como!

Sabemos que las poblaciones de las principales especies que podemos encontrar en conserva como el atún patudo, Thunnus obesus, el atún rabil, Thunnus albacares, el bonito del norte, Thunnus alalunga, el atún listado, Katsuwonus pelamis, están en situación de sobrepesca en la mayoría de los zonas donde se captura o hay falta de información y la que hay apunta a que se está pescando a un ritmo muy intenso que llevará en poco tiempo a una situación de sobrepesca.

El método de pesca más utilizado, aunque hay otros, para todas las especies es el cerco con dispositivos de agregación de peces (FADs por sus siglas en inglés), que captura juveniles y  otras especies de manera “accidental». Esto genera varios problemas: que los juveniles no pueden madurar y que al llegar a España congelado es muy difícil diferenciar las especies, por lo que a veces se cometen ilegalidades.

Es posible el cambio. Hace falta voluntad política, que se mejore la legislación, que se respeten las recomendaciones científicas de ritmo de explotación y que se mejore la gestión pesquera de las Organizaciones Regionales de Pesca.

Desde Greenpeace trabajamos para que las diferentes marcas sean transparentes en toda la cadena de producción, que haya un etiquetado más preciso de los productos y poder elegir el producto más sostenible. No queremos atún vinculado con actividades ilegales. También que se mejoren los planes de gestión pesquera, que se firmen acuerdo pesqueros justos para todas las partes implicadas y que se declaren reservas marinas para que las poblaciones de peces se recuperen y se conserve el medio al que pertenecen.

¡Os seguiremos informado! De momento apliquemos el principio de precaución y reduzcamos el consumo del atún de dudoso origen!

Paloma Colmenarejo (@palomaColme) y Tatiana Nuño, campaña de Pesca de Greenpeace

http://www.greenpeace.org/ – ECOticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés