Crean unas mini-magdalenas saladas a partir de subproductos de industrias castellano leonesas

Dos alumnos de la Universidad de Valladolid obtienen el segundo premio del concurso nacional ‘Ecotrophelia’ de alimentos ecológicos innovadores y competirán en Alemania por el galardón europeo

Beatriz Barcenilla y Miguel Ángel San Miguel, alumnos de la Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrarias de la Universidad de Valladolid, ubicada en el Campus de Palencia, han desarrollado unas novedosas mini-magdalenas saladas a partir de subproductos de industrias castellano leonesas y productos de origen biológico. Con este producto, los estudiantes han logrado el segundo premio del concurso nacional Ecotrophelia y optarán al premio europeo en el certamen que tendrá lugar en Colonia (Alemania) en octubre.

Como indica a DiCYT Beatriz Barcenilla, las mini-magdalenas (denominadas Tunaffins) tienen tres sabores diferentes: vegetal, de pescado y de carne, todos ellos “derivados de la dieta mediterránea”. En cuanto a la utilización de subproductos, apunta que se trata “de alimentos que se pueden consumir, que no tienen ningún problema de seguridad alimentaria”, pero que el comerciante no puede vender por distintos motivos. Por ejemplo, en el caso de la mini-magdalena de carne está elaborada a partir del jamón que no se puede emplear en la industria del loncheado, como es el caso de las cuñas. Lo mismo sucede con el queso. “Utilizamos queso que ha sufrido hinchazón, que no tiene ningún riesgo, pero que por su aspecto no se puede vender”, explica.

Respecto a los productos de origen biológico, han empleado hortalizas y verduras procedentes de la agricultura ecológica como tomates, espinacas o cebollas, todas ellas “de huertos de Castilla y León”.

- Advertisement -

La alumna, procedente del Master de Calidad, Desarrollo e Innovación de Alimentos de la Universidad de Valladolid, explica que decidieron elaborar magdalenas dado que el Master está centrado en el sector cerealista. Asimismo, asegura que se trata de un producto que puede ser consumido por todo tipo de público, “incluso por celiacos tan solo cambiando la harina que se utiliza para su elaboración”.

El concurso Ecotrophelia tiene como objetivo de fomentar la creatividad y la innovación entre los futuros profesionales del sector de la alimentación y está organizado por la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB). Se trata de la cuarta edición del certamen cuyos participantes son estudiantes universitarios que presentan nuevos productos alimenticios, premiándose el carácter ecológico innovador en cualquier fase de su elaboración. La celebración de este concurso se enmarca dentro del proyecto europeo EcoTroFood, de manera que los ganadores en cada fase nacional competirán por el premio europeo en una gran final. En esta ocasión se celebra en octubre en Colonia, en el marco de la Feria ANUGA, una de las ferias de alimentación y bebidas más importantes del mundo.

En esta edición de Ecotrophelia han participado 23 universidades y se han seleccionado para la fase final 15 grupos. La Escuela Técnica Superior de Ingenierías Agrarias de Palencia ya estuvo representada en la fase final del certamen 2012 por dos grupos. El primer premio ha recaído en un snack elaborado a partir pieles de tomates ecológicos, copos de patata, aceite de girasol, sal, orégano y albahaca presentado por la Universidad de Barcelona.

Los organizadores del evento, de manera excepcional, han propuesto que los ganadores del primer y segundo premio colaboren junto con el grupo SIRO en el desarrollo del producto que representará a España en la fase final europea.

Asimismo, el próximo 26 de abril se presentarán en la Escuela de Agrarias de Palencia los productos desarrollados por sus alumnos este año, entre los cuales estarán los participantes en la edición nacional de 2014.

DiCYTECOticias.cominnovaticias.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés