Mismo perro, contextos diferentes

Frodo vagaba por las calles de Croacia en un estado lamentable. Tan lamentable que, de hecho, era difícil afirmar con certeza de que se tratara de un perro.

El perro que protagoniza esta increíble transformación se llama Frodo.

Frodo vagaba por las calles de Croacia en un estado lamentable. Tan lamentable que, de hecho, era difícil afirmar con certeza de que se tratara de un perro.

El animal estaba en los huesos, plagado de sarna y tenía los ojos hinchados por una infección no tratada cuando unas buenas personas lo encontraron y lo llevaron a Klaudija Sigurnjak, una rescatista de animales con experiencia de la zona, que se hizo cargo de Frodo.

Lo primero que hizo Klaudija fue ganarse su confianza a través del estómago para después llevarlo a un especialista veterinario que determinó que el ojo derecho del perro estaba gravemente infectado y debía eliminarse. Por fortuna, su otro ojo tenía salvación, por lo que Frodo no se quedaría completamente ciego.

«Estaba lleno de pulgas y garrapatas, y muerto de hambre hasta los huesos», dijo Sigurnjak a The Dodo. «No estábamos seguros de si sobreviviría o no».

Los meses fueron pasando y la transformación de Frodo pronto comenzó a hacerse evidente. Resultó que debajo de toda esa piel enferma y ese lastimoso aspecto se escondía un perro realmente hermoso no sólo de aspecto, sino también de carácter.

Tras su recuperación, Frodo fue puesto en adopción y rápidamente encontró una familia joven dispuesta a darle todo el amor que el animal claramente no tuvo en sus comienzos.

¿No es increíble lo que es capaz de hacer el amor?

ARTÍCULOS RELACIONADOS
- publicidad -

Otras noticias de interés